>

EL DEMANDANTE ESCRIBIÓ UN GUION TITULADO CREED: ROCKY LEGACY

Sylvester Stallone demandado por plagio

La Metro Goldwyn Mayer, Sylvester Stallone, Ryan Coogler y otras personas involucradas en la producción de Creed han sido demandados por infracción de derechos de autor. 

Stallone demandado por posible plagio de Creed
Stallone demandado por posible plagio de Creed

Jarrett Alexander alega que hace algún tiempo escribió un guion “demasiado” parecido a la secuela de Rocky por la que Stallone estuvo nominado en la categoría de mejor actor secundario en la pasada edición de los Oscars. La demanda, que fue presentada hace unos días en la Corte Suprema de Nueva Jersey, se basa en la existencia de un guion titulado Creed: Rocky Legacy, que Alexander intentó vender sin éxito tanto al propio Stallone como a los productores del film.

creed

MGM, Warner Bros y New Line ya han manifestado su total desacuerdo ante lo que se reclama en la demanda: “Creed se basa en los personajes de la saga Rocky que son indiscutiblemente protegidos por nuestros derechos de autor. Tanto el director, como los guionistas y productores que revitalizaron estos queridos personajes merecen todo el respeto por su originalidad y por su duro trabajo”. “Vamos a defender de manera enérgica nuestra inocencia y reclamaremos responsabilidades al Sr. Alexander”, concluye el comunicado.

MGM, Warner Bros y New Line ya han manifestado su total desacuerdo ante lo que se reclama en la demanda.

Alexander alega a su vez que el concepto “legado”, crucial en su guion, fue utilizado en numerosas ocasiones durante el marketing de la película, además de asegurar que los acusados tuvieron oportunidad de utilizar todo su material porque les mandó diversos tweets desde donde podían acceder a su web.

Por último también hace hincapié en el hecho de que Stallone ha hablado para medios de comunicación acerca de una secuela de Creed donde el protagonista se las vería con un boxeador ruso, tal y como ocurre punto por punto en el guion de la discordia.  

globo

Ojo porque las reclamaciones del demandante no son poca cosa: exige un juicio con jurado, una compensación económica por daños punitivos, pago de intereses previos al juicio, y que los demandados se hagan cargo de las costas del mismo. Veremos en que acaba todo este embolado. 

No es la primera vez que Sylvester Stallone se encuentra en una situación similar ya que en 2003 fue demandado por el Rocky real, el ex boxeador Chuck Wepner, cuya carrera y vida inspiró la historia contada en Rocky (John G. Avildsen, 1976), película que hizo multimillonario a Stallone y por la que obtuvo dos nominaciones a los premios Oscar, en la categoría de Mejor Actor y Mejor Guión.

rocky-ii-adrian-champion

Stallone reconoció en su día que Wepner tenía razón en sus quejas e incluso llegó a prometerle algún papel secundario en sus siguientes películas de la saga, cosa que no llegó a cumplir y que propició que Wepner terminara por demandarle exigiéndole 15 millones de dólares en concepto de regalías por las ganancias de la saga de películas de Rocky. Finalmente, la demanda no llegó a ningún tribunal ya que ambas partes llegaron a un acuerdo económico privado.

Stallone reconoció en su día que Wepner tenía razón en sus quejas.

También Stallone fue demandado en 2011 por un posible plagio del guión de Los mercenarios (Sylvester Stallone, 2010), película por la que Stallone fue nominado, esta vez, a los premios Razzies como peor director.

El demandante, el escritor Marcus Webb, registró en 2006 un guión titulado The Cordoba Caper y un relato corto con el mismo título y argumento, disponibles para que la industria cinematográfica los tuviera en consideración, cosa que, tras comparar varios puntos coincidentes entre la historia escrita por Webb y el guión final, coescrito por el mismo Stallone, parece que hizo sin acreditar al escritor ni pagarle un centavo por su trabajo.

En este caso, en cambio, la justicia dio la razón a Stallone y las productoras de Los Mercenarios, alegando en 2012 que aunque existían sorprendentes similitudes entre ambos guiones, estas no constituían base legal suficiente para dar la razón a Marcus Webb, ya que "los dos guiones son distintos y se construyen a partir de un tema común en cinematografía: mercenarios que se enfrentan a un dictador latinoamericano".

53ec7ed0f630990f741ffe0a

En fin, estaremos atentos a cómo termina esta nueva sombra de sospecha sobre Sylvester Stallone en forma de demanda de plagio.