>

LA CADENA ESTRENA DIEZ NUEVOS CAPÍTULOS

Rick y Morty vuelven a Netflix con su segunda temporada

Junto con Bojack Horseman, Rick y Morty se ha convertido en la punta de lanza de las series de animación del catálogo de Netflix en España. Su segunda temporada no defrauda a la hora de ofrecer historias disparatadas repletas de guiños para el público adulto. ¿A alguien le recuerda esta fórmula a The Simpsons?.

Junto con Bojack Horseman, Rick y Morty se ha convertido en la punta de lanza de las series de animación del catálogo de Netflix en España. Su segunda temporada no defrauda a la hora de ofrecer historias disparatadas repletas de guiños para el público adulto. ¿A alguien le recuerda esta fórmula a The Simpsons?

Para aquellos que no hayan oído hablar de Rick Sánchez y Mortimer Smith, comentarles que el primero es un genio brillante mientras que el segundo, nieto de Rick, está permanentemente desorientado y obsesionado con el género femenino. Juntos forman una pareja que, en su estética, recuerda sospechosamente a los dos protagonistas de la popular saga Regreso al futuro. Pues bien, Justin Roiland y Dan Harmon han cogido a estos dos personajes y Adult Swim les ha dado la oportunidad de vivir una aventura tras otra, aventuras en las que lidiar con viajes temporales y razas extraterrestres forma parte de la "normalidad"; el resultado: un imprescindible para entender las series de animación contemporáneas.

Su segunda temporada, que Netflix recientemente ha incorporado a su lista de novedades destacadas, nos propone conocer realidades paralelas y multiuniversos, mentes colmena que en algún momento se enamoraron de Rick, salones de videojuegos intergalácticos, un universo en miniatura que sirve de batería al coche de Rick y un planeta donde, una vez al año, sus habitantes pueden atacarse entre sí impunemente (una desternillante versión de la popular saga cinematográfica "The Purge"). Y esto es lo que cabe en un par de líneas; hay mucho más.

Rick y Morty siguen siendo el eje central sobre el que se sustentan las historias principales de cada capítulo, pero el resto de personajes que los rodean ganan en presencia con respecto a la primera temporada. Beth, Jerry y Summer llegarán a robar los focos a los protagonistas en más de un capítulo, y puede que la serie agradezca que el peso se reparta más sobre ellos a la hora de diversificar las tramas, algo en lo que también imitan a los dos titanes de la animación: The Simpsons y Family Guy.

Los guionistas de Rick y Morty juegan sobre seguro, aunque a veces parece no salirles del todo bien. Cuando esto sucede, el equipo creativo se vale de diferentes estrategias para conseguir que el capítulo llegue a buen puerto. Un ejemplo de esto sería la simulación (a nivel audiovisual, eso sí) de una variante del blackjack que ofrece la posibilidad de "rendirse" y recuperar la mitad de la apuesta; en el caso de la serie, algunas veces (pocas) la historia no logra atraparnos como debería -quizá como consecuencia de los plazos impuestos por Netflix a la hora de producir la segunda temporada-, y es aquí donde se pueden permitir jugar la baza del gag recurrente que aprovecha el carisma de sus personajes para salvar el tipo y sacarnos una sonrisa. Aunque sea media sonrisa.

Roiland, además de como productor y guionista, repite en el doblaje de las voces de los dos personajes principales, Rick y Morty, y Chris Parnell, Spencer Grammer y Sarah Chalke se ocupan del doblaje de los demás. Está claro que Roiland es un artista polifacético; a su ya comentada participación como creador, guionista y actor de doblaje en Rick y Morty, se suma su participación en el diseño de un videojuego de realidad virtual, ambientado en un universo completamente diferente al de la serie de Adult Swim: Accounting.

En total disfrutaremos con diez capítulos que nos vuelven a dejar con ganas de más. Sobre todo después de un cliffhanger en el season finale perfecto para comenzar la tercera temporada con un capítulo disparatado.

Si ya has visto la primera temporada, disfrutarás con la nueva remesa de capítulos que ya están disponibles en Netflix; si todavía no conoces el universo (o universos) que acogen las aventuras de Rick y Morty, tienes la excusa perfecta para comenzar un viaje por una de las series más imaginativas, tanto en lo visual como en lo narrativo, de los últimos tiempos.