Imprimir

Entrevistamos a la actriz VEKI VELILLA

Redacción | 14 de febrero de 2019

Ahora con el estreno de Hospital Valle Norte (TVE), Veki nos presenta un personaje muy diferente al que nos tiene acostumbrados. Entusiasta y enamorada de su trabajo, Veki comenzó su andadura televisiva con Anclados (Telecinco 2014), desde entonces no ha parado de trabajar, encadenando un papel con otro.

Ahora con el estreno de Hospital Valle Norte (TVE), Veki nos presenta un personaje muy diferente al que nos tiene acostumbrados. Entusiasta y enamorada de su trabajo, Veki comenzó su andadura televisiva con Anclados (Telecinco 2014), desde entonces no ha parado de trabajar, encadenando un papel con otro.

El cineasta Víctor Matellano, será quien le dé la oportunidad en la gran pantalla con Stop Over in Hell, un western rodado en inglés y el director Emilio Martínez Lázaro, quien la descubrió el año pasado ofreciéndole trabajar en su último largometraje, Miamor perdido junto con Dani Rovira y Clara Lago.

11

Anclados, La catedral del mar, Sabuesos, Amar es para siempre, Más de cien mentiras (Flooxer) y para 2019 Hospital Valle Norte... Muchos con más años que usted tienen menos que contar. ¿Cómo se siente? ¿Cuéntenos cómo ha ido caminando tan deprisa?.

Realmente abrumada. Sobre todo de un año a esta parte cada proyecto se ha ido solapando con el siguiente de manera constante y prácticamente sin descanso, aunque siendo un poco adicta a este trabajo lo he llevado bastante bien, es cuestión de ganas y mucha disciplina. Lo que más me cuesta trabajar, es el intentar no somatizar las vivencias de los personajes. A veces el cuerpo no entiende que lo que le ocurre es una realidad ficticia, y cuando trabajas personajes con cargas emocionales muy fuertes, esa “resaca emocional” tarda en irse. Es un trabajo bellísimo, pero en absoluto un camino de rosas como a veces puede parecer.

Con lo joven que es y el currículum televisivo que tiene, ¿despertará muchas envidias?

Desde que empecé hasta hoy he tenido la suerte de rodearme de equipos y de personas con un gran valor humano, así que de momento prefiero seguir en la ignorancia de no verlo de cerca ni plantearme si existen.

10

¿Si le dijeran que usted huele a la nueva cantera de promesas de televisión? ¿Qué diría?

Que en este trabajo es todo tan incierto que nunca sabes cuándo se va a acabar la buena racha. Trabajo duro por ello, y el esfuerzo suele ir acompañado de una recompensa, pero hay tantos factores que no dependen de mí, que no puedo evitar pensar que hay una parte de azar y decisiones ajenas que no puedo controlar. Básicamente, me centro en el presente labrando un futuro.

Acaba de estrenar la nueva apuesta de TVE, Hospital Valle Norte. Háblenos un poco de este proyecto.

Es una producción muy coral entorno a una cirujana meticulosa, profesional y caótica, a la que da vida Alexandra Jiménez, y en la que tengo el lujo de interpretar a Alba, su hija. Alba es la hija mayor , tiene 19 años y acaba de abandonar su ca-rrera para ponerse a trabajar y empezar a tener ingresos, cosa que a Paula le desquicia. Es una adolescente muy madura para su edad con un punto pasota y un tanto “sobrado”, tanto que se va a fijar en un hombre bastante más mayor que ella al que considera que “da mil vueltas”, John (Sergio Mur). A lo largo de la temporada iremos viendo cómo Alba va transitando por situaciones que la llevan inevitablemente a empezar a convertirse en una adulta.

Y para seguir con la carrera de las series, acaba de terminar el rodaje de Más de cien mentiras, la nueva propuesta de Flooxer (A3Media TV). Háblenos de su personaje y hasta donde pueda de la trama de la serie.

Ángela es el personaje que siempre he deseado hacer ya que por mi físico y voz suave y aniñada los personajes que me han dado se solían situar en la vulnerabilidad. Ángela es todo lo contrario a eso. Una chica de calle, autodestructiva y con carácter, fuerte de cara al mundo pero con un interior lleno de dudas y miedos de alguien con diecisiete años. Ella junto con su grupo esconden un secreto que les cambia la vida y que a lo largo de la temporada se irá dibujando llevando a estos cuatro adolescentes a situaciones extremas entre ellos y con el resto. Es sin duda un regalo interpretativo.

12

De “Stop over in hell” a “Miamor perdido”, película que ha estrenado a finales de 2018 junto con Michelle Jenner y Dani Rovira. Cuéntenos cómo fue rodar con dos figuras tan sobresalientes del cine.

Increíble. A Michelle la conocía de antes por el festival de Tarazona, y a Dani lo conocí el primer día de ensayos y pruebas. Cuando ves gente tan sencilla y transparente triunfando, te planteas el tipo de actriz que quieres ser, vas eligiendo referentes que se acerquen más a ti, y sin duda si han llegado donde están no ha sido cuestión de suerte, sino de talento y sobretodo esfuerzo.

Dicen que la actuación es como una droga, y si es así, ¿qué le ha enganchado de ella?

Para mí resulta ser una terapia. Ya de pequeña me interesaba en exceso el trabajo que había detrás de los personajes que veía, pero la razón principal es que me fascina la psicología. La idea de poder trabajar la psique de personajes dispares es esa droga que me da las ganas a niveles exacerbados. Poder entender desde mí la condición humana con personajes que a priori nada tienen que ver conmigo me ayudan a entender el mundo, las personas y a mí misma. Al final todos tenemos todo en esencia pero más o menos desarrollado, y poder experimentar tal abanico de posibilidades desde uno mismo es algo que sólo esta profesión puede aportar.

¿Cuál es la cualidad que más ha elogiado un director de usted?

La disciplina (soy muy perfeccionista con el trabajo), y el aceptar las direcciones argumentando siempre mis propuestas, pero siempre estoy muy abierta a que me las cambien. Fundamentalmente que trabajo todo lo que puedo (y nunca es suficiente) en cada proyecto intentando hacérselo fácil también al resto de departamentos.

¿Los premios son tan importantes como dicen? ¿Cuál es el mayor premio que le podrían dar?

Depende de para quién. No voy a negar que ilusiona ver tu trabajo recompensado por otras personas, al final los actores tenemos ese puntito de ego queramos o no verlo, aunque sea por el hecho de buscar el aplauso del público, y que es necesario trabajar constantemente para que esté en un lugar sano y controlado. Para mí el mayor premio de momento lo estoy teniendo, y es que fruto del trabajo y ayudada por los compañeros sigo trabajando y creciendo, que cada vez llegan más proyectos y la “competencia” es muy profesional. Cada llamada de Álvaro (mi repre) diciendo “Veki, te han dado el personaje” es una sorpresa que nunca me espero, y el mayor premio que alguien pudiese darme.

14

Un sueño por cumplir

Vivir un año haciendo comedia y ser dirigida por Gon Ramos.

Mis primeros nervios se los debo a ....

La inseguridad e incertidumbre de si seré capaz de dar vida a ese personaje para el que han confiado en mí.

Ese héroe que nunca decepciona es ...

Mi madre. Siempre está a pesar de todo y de manera incondicional, y mi padre que a pesar de que le cuesta felicitar el trabajo, en el fondo se siente orgulloso y me apoya sobremanera; y mi repre, Álvaro; que confió en mí cuando no tenía absolutamente nada que mostrarle como actriz y que me cuida como si fuese su sobrina pequeña.

Una adicción

El trabajo, Spotify y las terrazas en cualquier época.

Filias y Fobias

Crear, ya sea con palabras o dibujos. Dibujar a carboncillo (pese a mi mediocre talento para ello) y hacer viñetas que hablan del amor con una visión un tanto hater, algunas están en la cuenta @AmarEnTiemposDeSexo. También me gusta “vomitar pensamientos” que a veces se convierten en historias, aunque por el momento siempre a medio contar. En cuanto a las fobias, tengo miedo atroz al bloqueo emocional. También me angustia bastante la oscuridad y La Niña de exorcista que arrastro desde que era pequeña.

Un defecto/Una virtud

Soy muy meticulosa con todo, lo que a veces me hace no llevar bien el estrés. Pierdo la concentración fácilmente cuando aparecen otros estímulos. En cuanto a las virtudes, se me da bastante bien escuchar y empatizar.

Antes de salir a escenario tengo la manía de ....

Abrazar a mis compañeros. En una manera de despedirnos de nosotros hasta que los personajes terminen de contar su historia.

15

Me queda por aprender ....

Mucho. Y según voy aprendiendo veo el camino más largo, eterno diría.

La peli que nunca me canso de ver y de ver y de ver....

Pulp Fiction. Es una “Ida de olla” maravillosa que por muchos años que pasen nunca envejece mal.

Fuera del escenario ¿Doctor Jekyll o Mister Hyde?

Uff.. son conceptos antitéticos que se necesitan mutuamente para existir.. ¿Es sano o posible ser Jekyll negando la parte más oscura del ser? Creo que cuando renegamos de algo que es parte de nuestra condición humana, la necesidad de ser o vivir eso que existe nos lleva justamente a ser Hyde. El exceso autocontrol conduce a perderlo por completo en cuanto nos permitimos lo política o moralmente incorrecto dentro de unos márgenes, claro. En definitiva, no se puede ser uno sin el otro.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/magazine/entrevistamos-veki-velilla/20190214181253008668.html


© 2019 Cine Nueva Tribuna

cine@nuevatribuna.es | © 2019 cinenuevatribuna.es