Imprimir

Ray&Liz: Horror cotidiano y familiar

Redacción | 09 de septiembre de 2019

Basada en las memorias del fotógrafo y director Richard Billingham, la película se centra en sus padres Ray y Liz, su relación y el impacto que tuvieron en Richard y su hermano pequeño Jason. 

Ray & Liz : Cartel

Drama | 126 min. | Alemania|  2018

Título: Ray&Liz.
Título original: Ray & Liz
Dirección: Richard Billingham.
Guión: Richard Billingham.
Intérpretes: Tony Way, Ella Smith, Justin Salinger, Sam Gittins.

Estreno: 06/09/2019 
Productora: Jacqui Davies.

Distribuidora: Noucinemart.

 

Sinopsis

Richard Billingham debuta como director de largometrajes en una cinta que nos lleva a las afueras de Birmingham. Un filme basado en su propia familia, los Billingham, que nos muestra la inestabilidad que sufrió en 1980. Ray, su padre, se autodestruye a traves de la bebida para que Liz, su esposa, vuelva con él mientras ella intenta hacerlo cambiar, a pesar de los demonios internos que también posee ella. Gracias a sus propios recuerdos, el cineasta plasma de una manera cruda e intimistas la realidad de su familia.

Crítica de Nuria Vidal:

Ray & Liz es la película más importante de esta semana. No la mas alegre desde luego. Esta sórdida historia tiene dos alicientes, uno extra cinematográfico: se trata del relato autobiográfico del director y fotógrafo Richard Billingham que adapta sus propias memorias de infancia, cuando vivía en las afueras de Birmingham con sus padres y su hermano pequeño Jason. Otro cinematográfica: la manera que ha escogido el autor para mostrar este submundo de miseria moral y económica en lo que se conocía como Black Country, la zona industrial de los Midlands en la Inglaterra thatcheriana de los años 80.  

Ray & Liz : Foto

Planos largos, casi estáticos, ambientes y colores que podemos reconocer de sus fotografías, diálogos concisos, imágenes que se quedan en la memoria  por su sordidez pero también por su realismo y, porque no, por una cierta ternura. 

 

Planos largos, casi estáticos, ambientes y colores que podemos reconocer de sus fotografías, diálogos concisos, imágenes que se quedan en la memoria  por su sordidez pero también por su realismo y, porque no, por una cierta ternura. El film se estructura en tres partes, una, la que sirve de enlace del conjunto, es la historia del viejo Ray, el padre alcohólico de Richard y Jason, encerrado en una habitación de la que nunca sale.

Ray & Liz : Foto Justin Salinger

La otra, la de su tío Laurence, es la más patética, la más triste, la que tiene mayor desesperanza, La tercera se centra en su hermano pequeño Jason. En ese lóbrego piso lleno de animales absurdos, con una madre gorda adicta al tabaco y a los puzles y un padre alcohólico al que nada le importan sus hijos, sobreviven como pueden Richard y su hermano Jason que conseguirá salir de allí cuando lo manden a vivir con una familia de acogida dejando solo a Richard. Es terrible la imagen del adolescente Richard diciendo: “¿no me puedo ir yo también a vivir a otra casa?”. Richard se quedó y consiguió superar ese entorno gracias a la pintura y sobre todo a la fotografía. 

Ray & Liz : Foto Tony Way

Heredera del cine de Terence Davies,Ray & Liz nada tiene que ver con Ken Loach o Mike Leigh. Probablemente porque Richard Billingham sí conoció en primera persona el mundo que describe mientras que los otros lo han mirado siempre desde fuera, desde ambientes muy alejados de los barrios obreros y degradados que han retratado. Ray & Liz es un film que vale la pena ver con la mirada abierta para no caer en los simplismos de buenos y malos, hay mucho mas en ella que la  denuncia de una sociedad injusta.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/critica/ray-liz-horrores/20190909171011010551.html


© 2019 Cine Nueva Tribuna

cine@nuevatribuna.es | © 2019 cinenuevatribuna.es