Cine Nueva Tribuna

fassbinder
Crítica
muneco
CRÍTICA DE CINE

El muñeco de nieve: Nieve derretida

Esa grandilocuencia al modo Scorsese parece haberse adueñado de la mirada de Alfredson, incapaz de sacar partido alguno a unos escenarios cuya inmaculada blancura, cuya pulcritud de diseño debería ser hollada por su mirada, tal y como lo hizo en Déjame entrar, pero que aquí se convierte en mero decorado, en tramoya, en postal turística.