Cine Nueva Tribuna

nacion
Crítica
Nación Salvaje: Por un puñado de likes.
Crítica de Nación Salvaje. Estreno: 29 de marzo.
CRÍTICA DE CINE

Nación Salvaje: Por un puñado de likes.

Thriller dramático que escribe y dirige Sam Levinson (Another Happy Day), y que protagonizan Odessa Young (High Life), Suki Waterhouse (The Girl Who Invented Kissing), Bella Thorne (Amor a medianoche), Bill Skarsgård (Castle Rock), Joel McHale (Community), Cody Christian (Teen Wolf), además de las debutantes en el largometraje Hari Nef y Abra.

Cartelera
NACIÓN SALVAJE, de de Sam Levinson
NACIÓN SALVAJE, de de Sam Levinson. Estreno: 29 de marzo
ESTRENO: 29 DE MARZO

NACIÓN SALVAJE, de de Sam Levinson

Nación Salvaje nos muestra un Salem que ya no es el de los juicios por brujería, sino uno mucho peor: el de los smartphones. El hackeo y la publicación de buena parte de la información íntima de sus ciudadanos hará que la gente de Salem pierda los papeles, desencadenando una ola de violencia que termina arrastrando a cuatro chicas, acusadas de estar detrás de este hurto internáutico y perseguidas como si fuesen brujas de nuestros tiempos.

Cartelera
Tráiler en español HD de NACIÓN CAUTIVA, film de ciencia ficción con John Goodman y Vera Farmiga
Tráiler en español HD de NACIÓN CAUTIVA, film de ciencia ficción con John Goodman y Vera Farmiga.
ESTRENO EL 18 DE ABRIL

Tráiler en español HD de NACIÓN CAUTIVA, film de ciencia ficción con John Goodman y Vera Farmiga

El director Rupert Wyatt (El jugador, El origen del planeta de los simios, The Escapist) nos sorprende con una historia de ciencia ficción llena de tensión, intriga y suspense, sobre una sociedad futura en la que los humanos vivimos sometidos por fuerzas extraterrestres.

Crítica
El nacimiento de una nación: Removiendo la moral
El nacimiento de una nación. Fecha de estreno: 17 de febrero
CRÍTICA DE CINE

El nacimiento de una nación: Removiendo la moral

Con semejante título como fachada, la película dirigida y protagonizada por Nate Parker descarga una serie de ideas (con peligro de convertirlas en prejuicios) sobre los espectadores: controversia política, relato histórico y, sobre todo, el recuerdo de la obra referencial del cine mudo con la que comparte el nombre. Sin embargo, se erige casi como una contraposición ideológica a aquella visión formalmente innovadora e internamente racista de D.W. Griffith.