Magazine

El guion inédito de Azcona y Berlanga ve la luz tras 13 años de misterio

El cine español está de enhorabuena. No cabe otro pronóstico cuando en un mismo guion coinciden las firmas de Rafael Azcona y Luis García Berlanga. Ambos genios dieron forma al libreto de ‘¡Viva Rusia!’, la que iba a representar la cuarta entrega de la saga ‘Nacional’ y que ha pasado trece años a la sombra por expreso deseo de Berlanga.

Porque la liturgia que ha rodeado el descubrimiento del guion ya daría ‘per se’ para película al más puro estilo berlanguiano. A saber: la cinta no pudo rodarse por la repentina muerte del actor Luis Escobar y Berlanga encerró en 2008 el texto moldeado por Rafael Azcona en una caja fuerte del Instituto Cervantes bajo una única condición: el compartimento no volvería a abrirse hasta junio de 2021, coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

Este jueves ha llegado el ansiado momento, con la pompa propia de la Academia de Cine y las manos ‘inocentes’ de dos de los nietos del cineasta. En la misteriosa caja, el guion de ‘¡Viva Rusia!’ se ha revelado como el gran descubrimiento, junto a una biografía de Berlanga y una crítica de ‘El Verdugo’ en una revista francesa.

El ‘esqueleto’ de la película guardada con celo en la caja 1.034 del Instituto Cervantes evoca al cine de Azcona y Berlanga desde la primera secuencia mecanografiada, en la que un personaje con un peluquín rubio (cualquier parecido con Santiago Carrillo es fruto de su imaginación) baja las escaleras de un avión y repentinamente se vuelve a introducir en la aeronave, asustado al leer una pancarta con el mensaje: «Los últimos exiliados de Rusia saludamos a la España del 92».

10 junio, 2021

COMPARTE

 

TUITEA

 

EMAIL

El cine español está de enhorabuena. No cabe otro pronóstico cuando en un mismo guion coinciden las firmas de Rafael Azcona y Luis García Berlanga. Ambos genios dieron forma al libreto de ‘¡Viva Rusia!’, la que iba a representar la cuarta entrega de la saga ‘Nacional’ y que ha pasado trece años a la sombra por expreso deseo de Berlanga.

Porque la liturgia que ha rodeado el descubrimiento del guion ya daría ‘per se’ para película al más puro estilo berlanguiano. A saber: la cinta no pudo rodarse por la repentina muerte del actor Luis Escobar y Berlanga encerró en 2008 el texto moldeado por Rafael Azcona en una caja fuerte del Instituto Cervantes bajo una única condición: el compartimento no volvería a abrirse hasta junio de 2021, coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

Este jueves ha llegado el ansiado momento, con la pompa propia de la Academia de Cine y las manos ‘inocentes’ de dos de los nietos del cineasta. En la misteriosa caja, el guion de ‘¡Viva Rusia!’ se ha revelado como el gran descubrimiento, junto a una biografía de Berlanga y una crítica de ‘El Verdugo’ en una revista francesa.

El ‘esqueleto’ de la película guardada con celo en la caja 1.034 del Instituto Cervantes evoca al cine de Azcona y Berlanga desde la primera secuencia mecanografiada, en la que un personaje con un peluquín rubio (cualquier parecido con Santiago Carrillo es fruto de su imaginación) baja las escaleras de un avión y repentinamente se vuelve a introducir en la aeronave, asustado al leer una pancarta con el mensaje: «Los últimos exiliados de Rusia saludamos a la España del 92».

Como es lógico, el guion está huérfano de director y eso ha propiciado los chascarrillos entre el director de la Academia, Mariano Barroso, y David Trueba, presente en el acto: «No tiene director, no digo más», a lo que Trueba ha respondido con tanta sorna como razón. «Ni productor, lo cual es más grave». Quién sabe, tal vez el día menos pensado el cine de Berlanga y Azcona regrese a la gran pantalla, transformando en luz el guion más clandestino de los dos genios del cine español.