Magazine

Battle at Big Rock, un nuevo corto que expande el universo Jurassic World

Joan de Buen

El mundo cinematográfico ha ayudado enormemente a que los dinosaurios se conviertan en un fenómeno de masas. A lo largo de la historia encontramos muchos filmes donde dichas criaturas prehistóricas entran en contacto con la Humanidad. Los millones de años de evolución que nos separan quedan reducidos a la nada, pudiendo apreciar a los dinosaurios con toda su belleza y espectacularidad. Curiosamente, la primera película estrenada donde aparecieron dinosaurios data de 1925. Hablamos de The Lost World, traducida al castellano como "El mundo perdido", una película muda dirigida por Harry O. Hoyt.

Si dejamos de lado la cronología y nos centramos en aspectos como la espectacularidad o la incidencia social, en nuestra mente aparece un nombre: Jurassic Park. La película dirigida por Steven Spielberg, estrenada en 1993, fue todo un acontecimiento. Un hito en la historia del cine que inició una saga fílmica con millones de fans en todo el mundo. Era la primera vez en la que se intentaban plasmar dinosaurios con un grado de verosimilitud tan elevado como su presupuesto. Una producción cuyos efectos especiales aún hoy nos sorprenden, todo ello acompañado de unas actuaciones interpretativas memorables.

Del mismo modo que ha ocurrido con cientos de películas, el merchandising asociado a Jurassic Park se ha hecho incluso más famoso que la película en sí. Podemos encontrar todo tipo de soportes con su logo estampado, desde camisetas hasta tazas de todos los tamaños y colores. Se han llegado a editar incluso tragaperras online con la temática y el logo de la película creada por Steven Spielberg.

Image result for battle big rock jurassic

Aquella obra -Jurassic Park- inició una primera trilogía conformada también por El Mundo Perdido de 1997 y Jurassic Park 3 del año 2001. Aunque existieron muchísimos rumores en relación a una hipotética cuarta parte, la nueva película asociada al universo Jurassic no se estrenó hasta el año 2015. Los seguidores de la franquicia vivieron esta efeméride con mucha ilusión, y su estreno resultó todo un éxito. Un hecho que propició la producción de una nueva trilogía enmarcada en este nuevo giro argumental, todo ello bajo el paraguas nominal de Jurassic World. La segunda parte se estrenó el año 2018, bajo la dirección del español Juan Antonio Bayona y con una recaudación muy elevada: 1300 millones de dólares. Una cifra ligeramente inferior a la primera, con 1600 millones aproximadamente.

La tercera parte nos llegará el año 2021 y ya está confirmado que los actores originales de la primera Jurassic Park aparecerán en este nuevo capítulo. Nos referimos al Dr. Alan Grant, la Dra. Ellie Sattler y al excéntrico Ian Malcom, quien ya tuvo un papel anecdótico en Jurassic World 2. Esta expansión del universo prehistórico se complementará con una serie de animación que se estrenará en Netflix en 2020 y un corto que es el tema que hoy nos ocupa.

Hace un par de semanas se estrenó en YouTube y en el canal FX el corto llamado Jurassic World: Battle at Big Rock. Un proyecto dirigido por Colin Trevorrow, quien fue el director de la primera Jurassic World. Uno de los elementos más interesantes del metraje es que continuaba la línea argumental vista en la última película de la saga. Seguía los acontecimientos que nos ofrecía Jurassic World: The Fallen Kingdom de Universal Pictures y -cuidado, spoilers- ya nos mostraba unos dinosaurios completamente integrados dentro del ecosistema humano.

En el corto podemos ver cómo una familia que se encuentra de acampada en medio de la montaña recibe el ataque de un dinosaurio carnívoro. Concretamente se trata de un Allosaurus, uno de los dinosaurios más famosos entre los paleontólogos gracias al gran número de registros fósiles existentes. Esta situación inédita que nos ofrece la saga, con unos dinosaurios viviendo en libertad, nos hace imaginar cuál será el argumento de la tercera parte de la trilogía. Se trata de un movimiento genial que aleja el concepto de parque temático de dinosaurios y nos ofrece una lucha entre el ser humano y los dinosaurios por el dominio estratégico del territorio.

Como curiosidad, uno de los actores que aparece en el corto es André Holland, popular por su aparición en Moonlight. El corto sigue jugando con la estética oscura que aplicó Juan Antonio Bayona, más propia de las películas de miedo que del colorismo característico de primeras obras de la saga.

Los ocho minutos de duración nos ofrecen un producto con una producción espectacular; como decía John Hammond (interpretado por Richard Attenborough) no se ha reparado en gastos. Si sois fans de la saga prehistórica, disfrutaréis muchísimo de este nuevo producto; y si no lo sois seguro que pasaréis un rato divertido entrando en contacto con una de las criaturas más majestuosas que han poblado nunca la tierra: los dinosaurios. Jurassic World: Battle at Big Rock nos hace encarar el estreno de Jurassic World 3 con mucho optimismo. Esperamos que las sensaciones se materialicen en satisfacción final.