Magazine

EL ACTOR DA VIDA AL GENERAL MACARTHUR EN UNA SUPERPRODUCCIÓN BÉLICA CENTRADA EN LA GUERRA DE COREA

Liam Neeson se pasa al cine coreano en Operation Chromite

Producida por Taewon Entertainment, artífice de clásicos coreanos modernos como Nowhere to Hide, la película ha dispuesto del nada despreciable presupuesto de 15 billones de won (unos doce millones y medio de dólares), aunque su mayor reclamo sea la presencia, interpretando al general Douglas MacArthur, de la megaestrella hollywoodiense Liam Neeson.

John H. Lee, director afamado en Corea del Sur gracias a celebrados trabajos de contenido bélico como A moment to Remember (2004) o 71: into the fire (2010) estrena este mes de julio en cines coreanos la superproducción Operation Chromite, centrada en todo lo que aconteció durante la sangrienta Batalla de Incheon sucedida en el transcurso de la Guerra de Corea.

OperationChromitePoster-thumb-430xauto-61804

Esta impresionante batalla, denominada en clave Operación Chromite, fue un ataque anfibio llevado a cabo por las fuerzas de las Naciones Unidas en la ciudad de Incheon, actualmente Corea del Sur, y que involucró aproximadamente 75.000 soldados y 261 buques de guerra, durante la Guerra de Corea entre el 15 y el 19 de septiembre de 1950, en contra de las fuerzas norocoreanas que mantenían ocupada la región.

operation

Producida por Taewon Entertainment, artífice de clásicos coreanos modernos como Nowhere to Hide, la película ha dispuesto del nada despreciable presupuesto de 15 billones de won (unos doce millones y medio de dólares), aunque su mayor reclamo sea la presencia, interpretando al general Douglas MacArthur, de la megaestrella hollywoodiense Liam Neeson, acompañado en cabeza de cartel por los no menos estrellones locales Lee Jung-jae (Assassination); Hyun Bin (The fatal encounter) y Lee Beom-soo (The Divine Move). Lo cierto es que nos hemos acostumbrado a ver muchas estrellas internacionales en producciones chinas, pero aún nos cuesta encontrarlas en películas coreanas, con la gloriosa excepción de la magnífica Snowpiercer, de Joon Bong-ho.

Las películas sobre la guerra de Corea suelen funcionar a las mil maravillas en la taquilla nacional. Podemos recordar al respecto auténticos hits que hicieron saltar la banca como Taegukgi: Brotherhood of War (2004) y Welcome to Dongmakgol en 2005.

Según se puede deducir del tráiler oficial que acompaña a esta noticia, el film se caracteriza por un diseño de producción magnífico y escenas de acción a gran escala. Ahora solo nos queda esperar que alguna distribuidora nacional especializada en traernos producciones asiáticas (Mediatres o Golem, por poner un ejemplo) le eche un ojo y podamos ver cómo se las gasta Neeson en el cine coreano.