viernes. 23.02.2024
medium-9b3e9c668415f8f4288ccd492caf4080
medium-9b3e9c668415f8f4288ccd492caf4080

Firma James Fernández Cardozo. PhD Análisis del Discurso

¿Por qué Súper Mario Bros La Película, es el estreno más exitoso de una película de animación de toda la historia? La respuesta podemos encontrarla en los valores profundos que movilizan en la actualidad a los distintos públicos. Los valores son las mejores prácticas sociales que aseguran la continuidad de una vida feliz[1]. Con fundamento en esas prácticas valoramos eufórica o disfóricamente[2] los sucesos de la realidad. En Súper Mario Bros La Película, son identificables en quienes ejercen el rol de sujeto heroico los valores de la cooperación, la valentía, la perseverancia, la generosidad, el amor entre hermanos y la gratitud, que son sometidos a tensión por parte de una tortuga gigante con poderes de dragón que asume el rol de antisujeto[3], el portador de los antivalores, es decir, aquellas prácticas que se oponen a la conservación de la vida buena.  

La semiótica discursiva, entendida como la ciencia cuyo objeto es el sentido en la producción e interpretación del discurso, puede explicar cómo se actualizan estos valores que han convocado con éxito a la audiencia mundial durante 90 minutos. Bajo los dominios de la intención, la acción, la motivación, la competencia y la sanción, podemos entender el recorrido de los sujetos en su persecución de objetos de valor[4] y también descifrar la tensión profunda, la puesta a prueba de esos valores que nos emocionan en Súper Mario Bros La Película.

La intención

Es el primer dominio del acontecer narrativo. Los sujetos, impulsados por una carencia impregnada de deseo, persiguen unos objetos y rechazan otros. La intención es el querer o el deber de los sujetos de alcanzar objetos de valor inscritos en universos axiológicos de base, pero también el querer o deber hacer lo necesario para ese logro. Mario Bros pertenece a un universo de valores familiares, entre ellos el de la unidad con su hermano a quien ha defendido desde la niñez. Una vez su hermano Luigi cae en el reino oscuro, nace en Mario Bros la intención, por querer, de salvarlo. El universo de valores de la Princesa Peach es el reino de gigantes hongos champiñones con seres simpáticos y leales a su majestad. La princesa, enterada de los planes invasores del malvado Bowser, asume la intención, por deber, de defender a su Reino Champiñón. Por tanto, las intenciones de Mario Bros y la Princesa Peach que definirán el sentido del recorrido narrativo, estará en línea con un movimiento de conservación[5] de los valores de base amenazados por Bowser.

A esta intención, por querer y deber, de los sujetos heroicos se opone el antisujeto Bowser con su propia intención, por querer, de aniquilar por celos a Mario Bros e invadir al Reino Champiñón, conforme a su universo axiológico de hegemonías arcaicas y el uso desmedido de la fuerza, constitutivos de los antivalores globales de la película.  

La acción

En este dominio se articulan secuencialmente los eventos y acontecimientos[6] de la historia. A la acción de Mario Bros para salvar a su hermano y a la de la Princesa Peach para defender su reino, se le opone la acción imperial del anti sujeto, Bowser, quien inicia su recorrido hegemónico apropiándose del reino de hielo de los pingüinos.   

El dominio de la acción heroica se activa con los hermanos Mario Bros y Luigi, en sus primeros pasos como fontaneros independientes, tratando de salvar a Brooklyn de una inundación producida por una explosión simultanea de tuberías. Mario Bros incita a su hermano a arrojarse por una alcantarilla enseñando por primera vez el valor de la valentía. Sin embargo, caen a través de los tubos verdes para dar un salto al primer umbral, lo que originará que Luigi termine atrapado en el Reino de Bowser y Mario Bros en el Reino Champiñón. Dos mundos distintos que ejemplifican el universo de antivalores y el universo de valores llamados a enfrentarse, y que explican el profundo carácter polémico del discurso[7].   

La inteligencia de la Princesa Peach le permite demostrar a Mario Bros y sus súbditos que deben conquistar aliados si desean derrotar a Bowser, logrando persuadirlos de acudir al ejército de Cranky Kong para lograr su apoyo, actualizando el valor global de la historia: la cooperación para el logro de objetivos comunes.

La partida en los Karts marcará la fuerza de esta virtud cooperativa para atacar al poderoso Bowser y sus ejércitos. Sin embargo, los ejércitos aliados son derrotados temporalmente por Bowser, el cual hace avanzar la invasión al Reino Champiñón, terreno en el que se desarrollará la aproximación a la máxima tensión de los valores, la escena en que pareciera consumarse la boda no deseada entre la Princesa Peach y Bowser. La máxima tensión de los valores ocurrirá con el desplazamiento sorpresivo de la Bill Bala hacia el Reino Champiñón, obligando a Mario Bros a ejercer todas sus competencias tendientes a desviar su curso. La fuerza expansiva de la explosión hace retornar a todos los personajes a la ciudad de Brooklyn, desencadenándose allí la última acción de lucha por conquistar el objeto de valor deseado por Mario Bros y la Princesa Peach: la victoria final sobre Bowser, acontecimiento que culmina el dominio de la acción, haciendo emerger en las emociones del público todos los valores profundos que han dado lugar a la hazaña.

La competencia.

La ejecución de las acciones por parte de Mario Bros y la Princesa Peach presupone otro dominio que aborda la semiótica discursiva, la competencia[8], entendida como el conjunto de capacidades o habilidades que le permiten a una persona alcanzar un objetivo, y que se ejerce bajo las modalidades de un saber hacer, es decir, el saber llevar a cabo una tarea, el saber realizar una acción, pero también un poder hacer, el poder pragmático, cognitivo, emocional y axiológico[9] que permitirá ejecutar las acciones necesarias para la conquista del objeto de valor.

Esta competencia que requiere Mario para saber cómo enfrentar a Bowser y poder ejecutar las acciones pertinentes, se asume en una primera fase de adquisición de competencias mediante la virtud de la generosidad que actualiza la Princesa Peach, poniéndolo a prueba en incesantes carreras de obstáculos y comentarios provocadores sobre su estatura. Sin embargo, esta fase deberá complementarse a través del enfrentamiento con Donkey Kong para lograr que el reino de Kong se convierta en aliado de la misión heroica. La siguiente fase, de consolidación de competencias, madurará con los sucesivos enfrentamientos de Mario Bros con Bowser. En este proceso de adquisición y consolidación de competencias por parte de Mario Bros son recurrentes las virtudes de la valentía y de la perseverancia, que le permitirán ganar progresivamente duelos con Bowser, incluso amplificando sus competencias acostumbrándose a comer lo que tanto detesta: hongos.

También el antisujeto Bowser ha cumplido su proceso de adquisición y consolidación de competencias con el apoderamiento de la gran estrella en el Reino de los pingüinos y sus estratagemas para invadir al Reino Champiñón.

The Super Mario Bros. Movie (2023) - IMDb

La motivación

Es el dominio del querer o deber iniciar, mantener o reanudar el hacer[10] de los sujetos, es decir, dar el salto hacia la aventura, mantenerse constante en su recorrido, y si se ha caído, reanudar el hacer emprendido. Esta voluntad ejecutora de los héroes es frecuentemente el foco de ataque por parte del antisujeto, aunque este rol desmotivador puede también ser asumido por otros sujetos, como el padre de Mario Bros quien desprecia sus planes de hacer lo que ama y dejar atrás su anterior trabajo, y trata de influirlo mediante la modalidad de la culpabilización por arrastrar a su hermano en el nuevo propósito. Ejemplifica este rol la expresión del provocador Spike: ¡bien, bien, bien! Si son los fracasados favoritos de Brooklyn: ¡los estúpidos hermanos Mario!. Es también recurrente el rol desmotivador que encarna la depresiva estrella azul Lumalee contra todo ser que se cruce en su camino, incluso cuando se dirige a nosotros los espectadores, en un efecto participativo de metalepsis.

En el curso de la lucha contra las intenciones del anti sujeto, Mario Bros quiere realizar todas las acciones posibles para liberar a su hermano Luigi y ayudar a la Princesa Peach. La motivación de la Princesa Peach se radica en el deber hacer lo necesario para proteger a su Reino Champiñón frente a la invasión de Bowser. Es tan fuerte en ella este deber, que temporalmente accede a contraer matrimonio con el anti sujeto para enfrentársele en el momento justo, lo que actualiza la virtud de la audacia y la paciencia frente a los obstáculos. Este querer y deber hacer continuo de los héroes también hace presente la virtud de la perseverancia, el mantenerse constantes en la prosecución de lo comenzado.

La tarea principal del anti sujeto es atacar el querer hacer o el deber hacer de nuestros héroes, es decir, su motivación. Pero también atacar sus saberes y sus poderes, su competencia. Y Bowser lo hace exhibiendo antivalores, como el intento de manipulación de la Princesa Peach mediante la modalidad de influencia conocida como la tentación, ofreciéndole compartir un nuevo reino; la intimidación a sus servidores, evidente en la escena en que aplasta los dedos del lacayo Kamek con un piano; el narcisismo que lo hace ensayar una escena ficticia del futuro matrimonio con la princesa, o su deseo sicótico de poder y hegemonía.

El querer o deber iniciar o reanudar la acción, en que se hace consistir la motivación, puede estar impulsado no solamente por los aliados sino también por el propio sujeto heroico. Es lo que ocurre cuando Mario Bros se siente derrotado por las competencias de Bowser en el terreno de lucha de la ciudad de Brooklyn, pero encuentra la suficiente motivación viendo su propio comercial de televisión, lo que le anima a enfrentarse de nuevo al malvado anunciándole: “siempre parador, nunca correlón”, en un renovado ejercicio de las virtudes de resiliencia y valentía.  

The Super Mario Bros. Movie (2023) - IMDb

La sanción

Con la derrota del malvado Bowser ha llegado a su término la tensión de los valores axiológicos de base con el que se ha identificado el gran público y han sido derrotados los antivalores que portaba el anti sujeto. Ha resultado exitoso el trabajo cooperativo de distintos mundos, que una vez conocido por todos, hace que la familia de Brooklyn asuma el rol de evaluador y sancione[11] positivamente a los héroes, emergiendo el valor de la gratitud por la destrucción de la amenaza de Bowser, y por el recorrido realizado conforme a los valores denotados.  

En resumen, los sujetos heroicos desean alcanzar objetos de valor, ejecutan acciones que tienden a ese objeto, acompañadas de motivación para iniciar y reanudar la acción, pero también de competencia, es decir, saberes y poderes. Al final del recorrido los héroes son evaluados positivamente por la conquista del objeto de valor y por el recorrido ejecutado bajo los valores de base. A través de estos cinco dominios semióticos han transitado las mejores prácticas sociales para que la vida buena continúe, valores de estos héroes que coinciden con nuestros profundos valores axiológicos. Esto es lo que explica que Super Mario Bros.

La Película, sea hoy la más taquillera de la historia de los dibujos animados. Ha llegado en un momento histórico en que los públicos se adhieren a unos valores urgentes que un mundo en incertidumbre pide se actualicen: la cooperación, la generosidad, la valentía, la perseverancia y la gratitud, pero sobre todo el amor fraterno para defender, fuera de la sala, la gracia de la familia y la paz de nuestra sociedad mundial.

 

12 de abril de 2023.

James Fernández Cardozo.

PhD Análisis del Discurso.

Correo: james.fernández@unilibre.edu.co

 

 

[1] Manipulación, Acción y Sanción en el Viaje Mítico del Héroe. Tesis doctoral. James Fernández Cardozo. Universidad del Valle. Colombia. Página 35.

 

[2] Enunciación, Narración y Argumentación en Crónica de una Muerte Anunciada. Tesis doctoral. Eduardo Serrano Orejuela. Universidad del Valle. Colombia. “Según Greimas, los semas tímicos se organizan en forma de categoría tímica y son determinantes en la transformación de los valores semánticos en valores axiológicos”. Página 55.

[3] Véase la función del anti-destinador en Semiótica, Diccionario Razonado de la Teoría del Lenguaje A.J. Greimas, Courtés, editorial Gredos, Madrid. Página 35.

[4] Lugar de vertimiento de los valores, según  A.J. Greimas y Courtés.

[5] Véase La Logica de los Posibles Narrativos, Claude Bremmond, 1970.  página. 90

[6] Françoise Revaz: Introduction à la narratologie. Bruxelles: DeBoeck-Duculot. “Una representación de acciones o de eventos, un desarrollo cronológico, una transformación, unos vínculos de causalidad, un desarrollo inhabitual o imprevisible de la acción”. 2009. Página 82.

[7] Toda comunicación humana, según A. J. Greimas y J. Courtés, implica confrontación y tensiones, aunque también el retorno al equilibrio. Véase Semiótica, Greimas y Courtés, 1990, página 277.

[8] Véase Acerca de la Competencia Semiótica, Eduardo Serrano Orejuela, en https://www.geocities.ws/semiotico/compsemio.html

[9] Poder ejecutar, poder saber, poder sentir y poder evaluar.

[10] Michael Rengstorf introduce el término de motivación, en la semiótica greimasiana, restringiendo así el alcance conceptual del término de competencia, que el mismo Greimas utiliza en un sentido amplio: «Damos un sentido un poco más restringido a este término [competencia] que el que le da A.J. Greimas, quien lo define como "el querer y/o poder y/o saber-hacer del sujeto que presupone su hacer performancial" ("Actantes, actores y figuras" [ahora en Greimas, 1983. página 53])

[11] Joseph Courtés, en Análisis Semiótico del Discurso, del Enunciado a la Enunciación, considera que esta evaluación puede asumir dos modalidades: pragmática, el hacer del sujeto, y cognitiva, la veracidad y reconocimiento de las hazañas.  Editorial Gredos HD 1997. Página 164.

Semiótica de los Valores en Súper Mario Bros. La Película