Cine Nueva Tribuna

LEY Y ORDEN: Los policías según la televisión

Título original del artículo: Cops Are Always the Main Characters (Los Policías son siempre los Protagonistas) Artículo escrito por Kathryn VanArendonk para Vulture y adaptado al castellano por Laura Ayet.

Título original del artículo: Cops Are Always the Main Characters (Los Policías son siempre los Protagonistas) Artículo escrito por Kathryn VanArendonk para Vulture y adaptado al castellano por Laura Ayet.

Artículo escrito por Kathryn VanArendonk para Vulture

A las 20h del sábado, mientras la CNN, MSNBC y FOX News cubrían en directo la cobertura de las protestas contra la violencia policial, el público por cable también tenía otras opciones que mirar. En PopTV, hubo un maratón de NCIS: Nueva Orleans. En WE, Mentes Criminales. En WGN, Blue Bloods. En Ion, Ley y orden: SVU (Unidades de Víctimas Especiales). Y en USA, Un maratón de Chicago P.D. que comenzó 11 horas antes y continuó hasta el domingo por la mañana, seguido de un episodio de CSI.

S6E18] 'NCIS: New Orleans' Season 6, Episode 18 | (Full Episodes) CBS

Estas no son series idénticas, exactamente. Mentes Criminales trata sobre los investigadores del FBI que intentan anticipar el crimen antes de que ocurra a través de perfiles criminológicos. La franquicia de NCIS trata sobre un equipo que investiga crímenes que involucran personal de la Marina. Tanto en Blue Bloods como en Ley y orden: SVU, son policías de Nueva York; Chicago P.D. trata sobre la policía de Chicago... Pero éstos y docenas de otros programas de TV populares y rentables comparten una ideología fundamental: los policías son los protagonistas.

Durante mucho tiempo la televisión ha tenido un punto de vista de la policía que ayuda a moldear la forma en que sus espectadores ven el mundo, priorizando las victorias y las luchas de la policía sobre las comunidades vigiladas. El orden, un statu quo impuesto por la policía, es bueno; su alteración es mala. Hay muchas, muchas razones por las cuales la perspectiva de un policía se ha convertido en la forma predeterminada de enmarcar los disturbios nacionales, incluido el racismo institucional y sistémico, el impulso capitalista de priorizar la propiedad sobre la vida humana y un sistema político que beneficia a aquellos que ya están en el poder. Pero la televisión también juega un papel importante. La abrumadora cantidad de shows policiales llega a convertirse en una educación cultural de décadas de duración sobre quién merece atención y cuya perspectiva importa más. En las historias de American Crime, la televisión nos enseña que los policías son los personajes por los que debemos preocuparnos.

ViacomCBS Press Express | Blue Bloods

Los policías han sido personajes principales en la ficción durante más de un siglo. El Inspector Bucket de Dickens, la única figura con la capacidad cultural para unir todas las tramas en Bleak House, condujo al sargento Cuff de Wilkie Collins, quien condujo a Dick Tracy, Perry Mason y el auge de las novelas policiacas y de derecho procesal, junto con programas de radio relacionados en la década de los años 30 y 40. La historia de la policía como statu quo narrativo no comenzó en la televisión, pero la televisión la ha perfeccionado, metastatizado y franquiciado en la ubicuidad. Como Alyssa Rosenberg detalló en un gran proyecto del Washington Post publicado en 2016, la policía ha sido un tema de televisión muy popular desde Dragnet y The Untouchables [N.T.: no confundir con la película de Brian de Palma, ésta es una exitosa serie de 1959-1963], pero las últimas dos décadas han sido la primera vez que los procedimientos policiales de televisión fueron tan lucrativos y siempre presentes. que puede, en cualquier momento, elegir entre las varias franquicias de policías que se emiten simultáneamente.

Amazon.com: Watch Law & Order: Special Victims Unit Season 1 ...

Para trazar una sola rama del auge: Dick Wolf, quizás la fuerza más exitosa detrás del estado actual de la televisión policial, comenzó como escritor en los clásicos de series policiales Canción Triste de Hill Street y Corrupción en Miami. Wolf ha creado Ley y Orden, Ley y Orden: SVU (Unidades de Víctimas Especiales), Ley y Orden: Intento Criminal, Law & Order: TBJ (Juicio por Jurado), Ley y Orden: Los Angeles, New York Undercover, Chicago PD, Chicago Justice, FBI, y FBI: Most wanted. Ley y orden: SVU es actualmente la serie en prime time de mayor duración en la historia de Estados Unidos. Esa es solo la contribución de un hombre a los procedimientos policiales, todo hecho en los últimos 30 años. Ni siquiera toca los vastos mundos de NCIS, CSI o la inmensa cantidad de otros procesos que han ido y venido desde que debutó Law & Order.

Estos programas están en todas partes, incluidas las plataformas de transmisión y TV de streaming. Una de las historias de esta era del prestigio ha sido la forma en que programas como The Shield, The Wire, Bosch, Justified, Fargo y True Detective han reflejado y complicado la trama de policía como protagonista repetida miles de veces en los principales plataformas. Los policías de este tipo de dramas son a menudo son tipos malos, por decirlo de alguna manera. Son corruptos, a veces incluso monstruosos. Eluden la ley para crear una justicia autodeterminada. En las mejores y más ingeniosas series de policías de televisión, volviendo a Hill Street Blues y Homicide: Life on the Streets, los personajes de los policías tienen permitido ser humanos en lugar de héroes. Pero incluso en series que muestran a la policía como falible o corrupto, la suposición subyacente de este tipo de programas permanece. Los policías todavía están en el centro, siguen siendo el punto de vista que usamos para interpretar el mundo, siguen siendo los personajes que seguimos semana tras semana. Como telespectadores, estamos encerrados en una perspectiva policial, ajustados a sus necesidades, deseos y ritmos diarios.

Canción tristede Hill Street | Opinión

Muy pocas series de policías han trabajado activamente contra ese tirón de poner a la policía en el centro, aunque hay algunos ejemplos. Una serie como Orange Is the New Black es radical en la forma en que toma ese punto de vista y le da la vuelta, convirtiendo a los prisioneros en los personajes principales en lugar de sus guardias de la prisión. The Wire pone a su policía dentro de una enorme red comunitaria, y pasa tanto tiempo con los ciudadanos como con los policías que los vigilan. Sin embargo, el instinto de alinear a los espectadores con un personaje policía es tan convincente que los creadores de televisión a menudo comienzan con convenciones establecidas, incluso si el objetivo final es socavarlas. No es una casualidad que el creador de The Wire, David Simon, haya utilizado a Jimmy McNulty, un detective blanco, como foco de entrada del programa, y tampoco es un error que HBO lo haya destacado en el arte promocional del programa. Aunque tenía la intención de desmantelar el cliché, Simon sabía que los espectadores necesitaban a McNulty para desempeñar un papel importante al principio del programa. Esa es la perspectiva que el público de televisión entiende cómo observar.

Las ramificaciones de poner a los policías en el centro de la historia son más fuertes en los shows de procedimientos. Cada semana, estas series revuelven entre crímenes para resolver; aparecen nuevas víctimas y sospechosos, y cada semana se van de nuevo cuando se resuelve su problema y se restablece el orden. Los personajes que se quedan son policías. En el diluvio casi inimaginable de American Crime TV, los personajes cuyos nombres conocemos y cuyas vidas valoramos son policías. Las comunidades que vigilan son tratadas como desechables, y al final de cada episodio, se despachan rápidamente.

Curiosidades de nuestras series (XCIX): 'Brooklyn Nine-Nine' | TV ...

Los programas policiales, independientemente de si son procesales, también disminuyen la amenaza y el impacto de la violencia policial real. Su ubicuidad hace que sea demasiado fácil para algunas audiencias ignorar cómo se ha calcificado la visión centrada en la policía de la televisión. En 2018, después de que FOX cancelara la amada comedia policial Brooklyn NineNine y la NBC la reviviera, Kathryn VanArendonk escribió un himno al programa y recuerdo que el académico y escritor Steven Thrasher reculó en Twitter. "Brooklyn Nine-Nine es una forma de control social aún más efectiva que Dragnet", escribió Thrasher sobre su grupo tierno e inofensivo de policías tontos, "Pero he visto a muchos de ustedes aquí, muchos de ustedes Black Lives Matter apoyan y críticos sociales! cantando irreflexivamente la renovación de Brooklyn ”. En ese momento VanArendonk se erizó, pero tenía razón. Brooklyn Nine-Nine es divertido, pero su tontería no cambia la forma en que prioriza las perspectivas policiales sobre las de los demás. En todo caso, la ligereza del programa lo convierte en una forma aún más efectiva de generar empatía por la policía, ya que son presentados como personas dulces y reflexivas que simplemente hacen todo lo posible. Desinfecta a la policía.

New US drama 9-1-1 coming exclusively to Sky Living and NOW TV ...

Los procedimientos policiales se han convertido en una parte tan importante de la cultura estadounidense que cuando Donald Trump tuitea "LEY Y ORDEN" como un llamado a un mayor control policial, sus seguidores reconocerán lo que quiere decir y, por supuesto, también reconocerán el nombre de una serie de televisión sobre policías. No es sorprendente que mientras el alcalde de Blasio de la ciudad de Nueva York defendió las acciones de los agentes de policía que condujeron los coches patrulla hacía una multitud de manifestantes el sábado por la noche, la televisión por cable estaba en medio de un maratón de 21 horas de la policía de Chicago. No importa cuándo habló De Blasio, el sábado o cualquier otro día de la semana, casi seguramente habría habido programa policial en algún otro lugar de la televisión. "Si esos manifestantes hubieran salido del camino", dijo de Blasio, "no estaríamos hablando de esta situación". Fue algo cruel e insensible decirlo, pero el mensaje subyacente de las palabras de De Blasio fue apoyado y repetido de manera asombrosa por cada narrativa policial ficticia en la televisión esa noche, y todas las noches. Es una pena y una vergüenza que los manifestantes resulten heridos, pero según ellos, en realidad deberían haber sido sensatos.

https://www.vulture.com/2020/06/tv-cops-are-always-the-main-characters.html Traducido por Laura Ayet