domingo. 23.06.2024
Almas_en_pena_de_Inisherin-179351697-large
Almas_en_pena_de_Inisherin-179351697-large

Almas en pena de Inisherin

Próximos estrenos España 3 de febrero  

Almas en pena de Inisherin

Título original

The Banshees of Inisherin
Año
Duración
114 min.
País
Reino Unido Reino Unido
Dirección

Guion

Martin McDonagh

Música

Carter Burwell

Fotografía

Ben Davis

Reparto

Compañías
Coproducción Reino Unido-Irlanda-Estados Unidos; 

Blueprint Pictures, Film 4, Fox Searchlight, Metropolitan Films International. Distribuidora: Fox Searchlight, Walt Disney Pictures

Género
DramaComedia | Amistad
Sinopsis
Ambientada en una isla remota frente a la costa oeste de Irlanda, ‘Almas en pena de Inisherin’ cuenta la historia de dos amigos de toda la vida, Pádraic y Colm, quienes se encuentran en un callejón sin salida cuando Colm pone fin a su amistad de un modo abrupto. Un Pádraic atónito, ayudado por su hermana Siobhán y por Dominic (un joven con problemas), se esfuerza por reconstruir la relación, negándose a aceptar las negativas de su amigo de siempre. Cuando Colm le plantea a Pádraic un ultimátum desesperado, los acontecimientos se precipitan y provocan consecuencias traumáticas. 
 
CRÍTICA

Martin McDonagh irrumpe nuevamente en los cines con Almas en pena de Inisherin. En una isla remota frente a la costa oeste irlandesa, dos amigos se enemistan. Colm (Brendan Gleeson), hombre de templado carácter dedicado al violín, se aburre de la compañía de Pádraic (Colin Farrell), un genuino granjero que tiene la estupidez por condena. A partir de aquí, McDonagh construye una estupenda película hilvanando situaciones y momentos de una ácida comedia negra.

La historia acontece en una isla donde no hay mucho que hacer, y dónde no hay mucha gente. McDonagh dispone el contexto idóneo para mostrar relaciones comunales, inferidas de prejuicios y odios personales. El espacio es un marco significativo para la trama. Se muestran continuamente planos aéreos de gran belleza natural. Los dos amigos se enfrentan, y de fondo se oyen los cañonazos de una Guerra Civil Irlandesa que los personajes parecen no entender, pero que, con sus actos, replican a menor escala.

El film es difícil de clasificar. Es comedia porque apela a la risa, porque la premisa es aparentemente ingenua. Pero todo el entramado cómico se desarma según avanza la historia, y desemboca en humor negro, a mi parecer casi drama, capaz de provocar más estupor que risa. Es el humor que bordea los límites de lo patético y lo demencial, que puede cuajar o no. En cualquier caso, la efectividad de este humor no condiciona el disfrute de la película, lo que no sé si la desvirtúa como comedia.  

La película conserva el peso de las relaciones familiares y personales de Tres anuncios a las afuera, pero también el gamberrismo de Escondidos en brujas. Es el maridaje de diferentes tonos presentes en otras películas del director.

Inspirado, en su papel de bobo granjero, está Colin Farrell. Enfrente, un vitalista Brendan Gleeson contra el que pelear. Se desprende una particular sinergia entre ambos. Kerry Condon está maravillosa, un personaje de carácter con el don de centrar la atención y alzarse por encima del resto cuando habla. Y Barry Keoghan transmite la ternura y tristeza de aquel al que tildan como el “tonto del pueblo”.

Sin duda, una de las películas del año, y de la temporada de premios. Un retrato de la Irlanda de los años 20 que destila olor a pinta y pasto, y con el que McDonagh encuentra su obra más completa y compacta.

Almas En Pena De Inisherin