sábado. 04.02.2023
CRÍTICA DE CINE CLÁSICO

La Gran Belleza

¡Queridos lectores! Como seguramente más de uno pudo haber notado, la película que estamos reseñando –o mejor dicho, recomendando– no se encuentra actualmente en cartelera.

La_gran_belleza-661214956-large
La_gran_belleza-661214956-large

La gran belleza

La gran belleza

Título original

La grande bellezza
Año
Duración
142 min.
País
Italia Italia
Dirección

Guion

Paolo Sorrentino, Umberto Contarello

Música

Lele Marchitelli

Fotografía

Luca Bigazzi

Reparto

Compañías
Coproducción Italia-Francia; 

Indigo Film, Medusa Produzione, Pathé, France 2 Cinema, Babe Film, Canal+, Mediaset

Género
ComediaDrama | Comedia dramáticaLiteraturaVejez / Madurez
Sinopsis
En Roma, durante el verano, nobles decadentes, arribistas, políticos, criminales de altos vuelos, periodistas, actores, prelados, artistas e intelectuales tejen una trama de relaciones inconsistentes que se desarrollan en fastuosos palacios y villas. El centro de todas las reuniones es Jep Gambardella (Toni Servillo), un escritor de 65 años que escribió un solo libro y practica el periodismo. Dominado por la indolencia y el hastío, asiste a este desfile de personajes poderosos pero insustanciales, huecos y deprimentes. 
 
CRÍTICA

¡Queridos lectores! Como seguramente más de uno pudo haber notado, la película que estamos reseñando –o mejor dicho, recomendando– no se encuentra actualmente en cartelera.

Pues bien, queremos experimentar un poco hablando también de filmes históricos, no solo por su fecha de estreno sino también por su relevancia, por lo que los acompañaremos a través de los inicios del séptimo arte hasta el actual siglo XXI, pasando a su vez por la etapas como la Nouvelle Vague, el neorrealismo y un sinfín de momentos más que nos servirán no solo para que nuestras listas de películas por ver nunca se terminen, sino también para aprender un poco más de la historia del cine. Déjennos saber en comentarios qué les parece la idea. ¡Ahora sí, a la reseña!

La Gran Belleza (2013)

Jep Gambardella es un aristócrata romano que ganó fama y riqueza de joven tras escribir "El Aparato Humano", su única novela. Desde entonces, pasa su vida paseándose entre los más altos círculos de la ciudad, disfrutando una vida de desenfreno que no termina por llenarlo.

Como bien nos recuerda el crítico Ricardo Pérez, la vida es ese pequeño momento entre la nada y la nada: en el inter, el ser humano tiene el compromiso de dotar de sentido a su existencia, de hacer que todo valga la pena, de disfrutar, reír, llorar, odiar, asquearse, desear, de vivir. Y es que en dichas experiencias, sensaciones o ideas, radica precisamente una belleza innegable que es la que motiva a los artistas a crear, ¿pero cómo encontrarla?

A cierta edad, el apabullante peso de la sociedad y su glorificación de lo efímero nos aplasta y nos cierra los ojos. Nos encierra en un círculo de tiza y nos hace víctimas del deseo y del espectáculo y cuando se llega a ese punto, las ganas de crear, de vivir, desaparecen.

De esta manera, acompañamos a Jep en el melancólico viaje interior por volver a sentir lo mismo que hace 30 años, “la gran belleza”, algo que le devuelva las ganas de vivir, de crear.

En este viaje seremos acompañados por la coprotagonista más hermosa de todas: Roma. Caminamos por sus calles, sus fiestas, su gente y sus pláticas. Navegamos por ese encanto que tiene la cultura italiana que nos lleva por diversos pasajes divertidos, conmovedores, reflexivos y tristes, envueltos en una atmósfera onírica gracias al maravilloso apartado fotográfico. ¿La música? Se mezcla para hacernos presenciar un auténtico milagro. No exageramos.

De esta manera, no podemos hacer más que animarlos encarecidamente a ver esta película. La Gran Belleza, una obra mayor destinada a convertirse en uno de los clásicos más grandes de la historia del cine.

 

La Gran Belleza
Comentarios