martes. 21.05.2024
65_adam_driver_crop1672430213396.jpg_1624932088
65_adam_driver_crop1672430213396.jpg_1624932088

65

Cartelera España 24 de marzo  

65

Título original

65
Año
Duración
93 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Scott Beck, Bryan Woods

Música

Chris Bacon, Danny Elfman

Fotografía

Salvatore Totino

Reparto

Compañías

Columbia Pictures, Beck Woods, Raimi Productions. Productor: Sam Raimi. Distribuidora: Sony Pictures Entertainment (SPE)

Género
ThrillerCiencia ficciónDramaAcciónAventuras | Aventura espacialDinosaurios
Sinopsis
Después de un catastrófico accidente en un planeta desconocido, el piloto Mills (Adam Driver) descubre rápidamente que realmente está varado en la Tierra… hace 65 millones de años. Ahora, con solo una oportunidad de rescate, Mills y la otra única superviviente, Koa (Ariana Greenblatt), deberán abrirse camino a través del desconocido territorio plagado con peligrosas criaturas prehistóricas en una épica lucha por sobrevivir.
 
CRÍTICA

Mills (Adam Driver) naufraga en un viaje espacial. Se queda varado en un planeta, la tierra, pero hace 65 millones de años. Sí, hace ese tiempo el ser humano pisó la tierra por primera vez.

Mills no es el único superviviente, le acompaña Koa (Ariana Grennblatt). Ambos deberán abrirse camino a través de un hostil paraje plagado de peligrosas criaturas prehistóricas.

Dirigen Scott Beck y Bryan Woods. En su haber, un par de películas de terror. Y 65, hasta cierto punto, también lo es. La película se acerca más al terror o a la fantasía que a la acción.

Los directores trabajan con el susto constante, y los dinosaurios son grotescas criaturas salvajes que infunden miedo. No se glorifica la majestuosidad de estos seres como ocurre en Parque Jurásico, ni siquiera parece que se aspire a su representación veraz. Son como criaturas sacadas de una antología del fantástico.

La premisa, Adam Driver contra los dinosaurios, es más ingenua que molona. Esto acarrea una primera media hora de película que se percibe tonta.

A partir de aquí, el film vuela algo más alto, impulsado por un buen sentido de la aventura y la epicidad que al menos hace que la película sea entretenida.

Puede que esto sea suficiente para 65. La verdad, no creo que entre las aspiraciones de una gran producción esté la poca pretenciosidad. La película parece querer hacerse pequeña, apelar a un espíritu modesto, un elefante queriendo meterse dentro de un coche.

Un modo falsario de decirte que la torpeza es intencionada, cuando, en realidad, la película adolece de una gran falta de estilo e ingenio.

65 es una coctelera, una mixtura de muchas cosas distintas que gustan y no gustan. Una vuelta de calcetín de After Earth. Igualmente, una historia de supervivencia, pero que añora la brillantez formal de Shyamalan. También hay un imaginario tecnológico parecido al de Oblivion.

Y, por supuesto, está la relación paterno filial entre los dos protagonistas, algo que ahora está en boga. En el centro de todo esto, Adam Driver, que siempre está bien, y que encarna a un apesadumbrado piloto que se abre camino entre los dinosaurios a base de resistencia, audacia, y ayudado de un fusil futurista muy pintón.

65 es una regular película. Buena, mala, no sé cómo catalogarla. Es entretenida, y no disuado a nadie de ir al cine a verla. Son dinosaurios, eso siempre mola.

Puntuación: 2,75/5

65