lunes. 20.05.2024
Decision_to_Leave-889957853-large
Decision_to_Leave-889957853-large

Decision to Leave

Próximos estrenos España 20 de enero  

Decision to Leave

Título original

Heojil kyolshimaka 
Año
Duración
138 min.
País
Corea del Sur Corea del Sur
Dirección

Guion

Jeong Seo-Gyeong, Park Chan-wook

Música

Cho Young Wuk

Fotografía

Kim Ji-yong

Reparto

Compañías

Moho Films, CJ Entertainment

Género
IntrigaDramaRomance | Crimen
Sinopsis
Hae-Joon, un veterano detective, investiga la sospechosa muerte de un hombre en la cima de una montaña. Pronto, comenzará a sospechar de Sore, la mujer del difunto, mientras la atracción que siente por ella le desestabilizará. 
 
CRÍTICA

No es de extrañar que cada estreno de Park Chan-wook se viva como un acontecimiento en el espectro cinéfilo porque se trata de una figura que siempre tiene algo que aportar, bañando sus películas de una pátina de elegancia y jugando con el lenguaje de modo estimulante, extremándolo, pero sin llegar nunca a doblegar la historia que cuenta. Como bien ha testimoniado en entrevistas al preguntarle por el auge del cine surcoreano actual, cuya labor ha contribuido a elevarlo hasta dominar una edición de los Oscar, se concentran en el género para abordarlo de un modo amplio a base de hibridación y reformulación de los códigos con otros géneros -desde el romance hasta el drama social pasando por apuntes de humor-, por lo que la dimensión de sus obras se engrandece y logran apelar a distintas sensibilidades.

Seis años después de aquella La doncella (The handmaiden), y con una incursión en la televisión británica adaptando La chica del tambor de John LeCarré en 2018, Chan-wook regresa en una versión más comedida de sí mismo, donde la violencia y el erotismo quedan más en segundo plano en una intriga psicológica arrebatadoramente romántica.

El coreano se contagia del suspense del Hitchcock de Vértigo (1958), Brian de Palma o incluso Paul Verhoeven en una faceta refinada para poner todo su talento al servicio de este thriller cerebral de estructura compleja, alimentada por la repetición, el giro o los cambios de punto de vista. Y si bien Chan-wook parte de una cierta convención de género, rápidamente esta queda trascendida por la capacidad de sorpresa que sabe imprimir en el guion, firmado junto a su colaboradora habitual Jeong Seo-Gyeong, donde además de proseguir los viajes paralelos de investigación del asesinato y enamoramiento progresivo del detective y la sospechosa principal –una Tang Wei atrayente como mujer fatal que acaba demostrando ser otra tipología de personaje más vulnerable-, aprovecha para incidir en idiosincrasias locales o la barrera lingüística entre Corea del sur y China.

Por supuesto, la cuidada y sofisticada puesta en escena del cineasta luce y da brillo al material de base, tornándolo en una excitante experiencia donde particularmente brilla el excelentísimo empleo del flashback, en el cual los personajes narradores se inscriben y superponen al mismo tiempo en el recuerdo, fundiendo presente y pasado en un atrevido control del lenguaje. Aunque pueda parecer que su enrevesada estructura, potenciada por la fragmentación del montaje, vaya a la deriva en más de una ocasión, Chan-wook pilota el timón con fuerza y acaba encauzando todo hasta un desenlace extremadamente sobrecogedor, bellísimo y memorable, en el cual observamos las consecuencias de este amour fou entre dos seres apasionados en un contexto perjudicial e incompatible.

Acompañada por una banda sonora que se mimetiza entre la delicadeza y la tensión cuando es pertinente, el misterio, la obsesión, el hastío y la seducción se dan de la mano en este vehemente thriller que también remite a los conspiranoicos de la década de los 70, repletos de zooms a gente espiando a través de ventanas o prismáticos, llamadas y mensajes de voz, reafirmando a Chan-wook como virtuoso escritor que se contamina de la tradición para transformarla radicalmente. La buena decisión es irse, irse a verla.

Decision To Leave: Reelaborando la intriga pasional mediante decisiones magistrales