CRÍTICA DE SERIES DE TV

Crítica de Fenix. Estreno en Filmin el 22 de enero

El próximo 22 de enero Filmin estrena en exclusiva una de las mejores series holandesas de los últimos años. Una suerte de ‘Narcos’ ambientada en la región de Brabante que traslada parte de su acción a Almería y cuenta con el actor español Arturo Querejeta.

Se trata de la respuesta holandesa a la ya conocida serie de “Narcos”. Este absorbente y violento thriller se estrenará el próximo 22 de enero. Dirigida y creada por Sharriff Korver, cuenta con un elenco protagonizado por Hans Dagelet como Haag y Bart Slegers en el papel de Jos. En los siguientes capítulos los personajes de Jara (Rifka Lodeizen), hija de Haag; y Rens (Teun Luijkx), hijo de Jos conseguirán cada vez mayor importancia.

FENIX

La trama tiene lugar en Brabante, una región situada en la frontera de Holanda y Bélgica. Aquí, la droga es la noticia del día, que deja a su paso multitud de víctimas. Puede que esta sea la mayor semejanza que tiene con “Narcos”, aunque probablemente podamos ir descubriendo más conforme la historia vaya avanzando.

Aunque parece una serie totalmente extranjera, no debemos pasar por alto que ha sido rodada parcialmente en Almería y que cuenta con la participación del actor riojano Arturo Querejeta y con el guionista madrileño Raúl Serrano.

Rifka Lodeizen in Fenix (2018)

Es cierto que durante el primer capítulo te llena la incertidumbre porque ni sabes bien que está pasando ni sabes lo que va a pasar. También es difícil vincular a cada uno de los personajes, pero como digo, esto solo pasa en el primer capítulo. Es normal que a veces en los primeros capítulos de algunas series pase esto debido a que nos tienen que introducir en la historia. Aún así, conforme va avanzando te involucras cada vez más en la serie, sintiéndote como un personaje más.

Son muchas las series y películas que tratan este tema rodeando a la droga de todos los estereotipos que se han ido creando durante el paso del tiempo, pero sinceramente creo que nunca me cansaré de verlas, y menos si tiene tan buena pinta como en este caso.