Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE SERIES DE NETFLIX

EN LA CIÉNAGA

En la ciénaga (Serie de TV)

En la ciénaga (Serie de TV)

Título original

Rojst (TV Series)aka 
Año
Duración
50 min.
País
Polonia Polonia
Dirección

Guion

Kasper Bajon, Jan Holoubek, Anna Kazejak, Michal Marczak

Música

Jan Komar, Malgorzata Penkalla

Fotografía

Bartlomiej Kaczmarek

Reparto

, ver 12 más

Productora

Showmax, Studio Filmowe Kadr

Género
Serie de TVDramaThriller | CrimenPolicíacoAños 80Periodismo
Sinopsis
Serie de TV (2018). 5 episodios. A principios de los 80, una prostituta y el líder de una asociación juvenil son asesinados en un pequeño pueblo polaco. Dos periodistas no se fían de la investigación policial y deciden indagar por su cuenta.

También tiene algo que ver con el tiempo esta serie. Llegué a ella por casualidad: buscaba series criminales No americanas No inglesas. Y así me salió esta serie polaca. No sabía nada de ella. Empecé a verla con cierto escepticismo (no siempre los experimentos dan buenos resultados) pero tengo que reconocer que me enganchó. En la ciénaga tiene dos temporadas. La primera pasa en 1984, cuando el régimen comunista empieza a dar muestras de clara descomposición. La segunda nos lleva a 1997, cuando Polonia ha entrado, se supone, en la vía de la democratización. La acción se sitúa en una pequeña ciudad de provincias, triste, miserable, mediocre. Los protagonistas son dos periodistas de un diario local.

Rojst / En la Ciénaga ( Polonia) : hundidos hasta el cuello en el pantano |  Series para gourmets

El más veterano, quiere dejarlo todo para marcharse a Alemania, el más joven, llega con una carga de energía. Ninguno de los dos son personajes ejemplares, tienen sus claroscuros y sus grises. Pero los dos se empeñan en resolver un crimen que las autoridades han dado por cerrado. La investigación del crimen es la trama central de la serie de cinco episodios, pero no es la única. Casi más importante o tan importante como resolver el asesinato de una prostituta y un líder político, es el contexto represivo, moralmente corrupto de una ciudad deprimida y en decadencia absoluta rodeada de un bosque que encierra una vergüenza colectiva. La serie es auto conclusiva: el crimen se resuelve no sin antes dejar por el camino algunos cadáveres no tanto reales, como personales y profesionales. Por eso me sorprendió que hubiera una segunda parte ambientada 13 años después. ¿Cómo iban a relacionarla con la de 1984? Pues, lo hacen de una manera muy inteligente. Y además, la vinculan a la vergüenza colectiva del bosque maldito en el que, primero los nazis y luego los rusos, perpetraron atrocidades que nadie quiere recordar, pero que tienen consecuencias tanto en 1984 como en 1997. Los dos periodistas vuelven a ser protagonistas: el joven convertido en redactor jefe del periódico; el veterano, mucho más presente en la historia de 1945 que le atormenta. A ellos se suman dos personajes nuevos muy interesantes: una comisaria que viene de Varsovia arrastrando un problema personal y un policía que intenta sobrevivir en ese mundo de corrupción.

Rojst '97 Aka The Mire Season 2 | Cast, Episodes | And Everything You Need  to

La mediocridad y la miseria de los años 80 sigue con su mugre física y moral, pero ahora bajo una capa de falso capitalismo de casas adosadas y lavadoras. Las tramas se entrecruzan: la rotura de un dique provoca una gran inundación y deja la ciudad convertida en un basurero, espejo del basurero que es su sociedad; un niños de doce años aparece ahogado en lo que se supone es un accidente, pero en realidad es un asesinato que la mujer policía se empeña en investigar cueste lo que cueste; el misterio del bosque con sus crueldades da paso a una realidad en la que nada ha cambiado aunque parezca que todo ha cambiado. En esa ciudad olvidada siguen mandando los mismos que mandaban, solo que ahora son más ricos y despreciables. 

En la ciénaga no es una serie fácil. Su ritmo es pausado (no lento), hay poca acción y mucho trasfondo. No hace falta conocer la historia de Polonia para entenderla, simplemente recordar que hasta 1989 Polonia era comunista bajo el manto dominante de la URSS y que en 1997 Polonia ya no era comunista pero sus traumas seguían estando ahí. Hay que verla con atención para no perder los detalles que ayudan a entenderla y hay que perdonarle algunos giros de guión relativamente forzados. Precisamente por todo esto es una pequeña sorpresa entre las series de cine negro. No se parece a las americanas ni a las inglesas y además nos muestra un país, Polonia, que no parece haber evolucionado mucho en cuarenta años, o si me apuran, en casi ochenta, si nos remontamos a 1945.