Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

First Cow: La vaca pionera

First Cow

Próximos estrenos España 21 de mayo  

First Cow

Título original

First Cow
Año
Duración
121 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Jonathan Raymond, Kelly Reichardt. Novela: Jonathan Raymond

Música

William Tyler

Fotografía

Christopher Blauvelt

Reparto

, ver 5 más

Productora

Film Science, A24, IAC Films. Distribuidora: A24

Género
DramaWestern | Siglo XIXAmistad
Sinopsis
Narra la historia de un cocinero (John Magaro) contratado por una expedición de cazadores de pieles, en el estado de Oregón, en la década de 1820. También la de un misterioso inmigrante chino (Orion Lee) que huye de unos hombres que le persiguen, y de la creciente amistad entre ambos en un territorio hostil.
 
CRÍTICA DE VICENTE I. SÁNCHEZ

Kelly Reichardt es bastante conocida en el circuito de festivales españoles tras hacerse con el Premio al Mejor Director en 2010 en el Festival de Gigón por su película “Meek's Cutoff”. Sus siguientes películas "Night moves" y "Certain Women: Vidas de mujer" tuvieron bastante repercusión y la consolidaron como una de las directoras más interesantes del panorama underground.

"First Cow" se estrena en España tras hacerse con numerosos premios internaciones, entre ellos el prestigioso galardón del Círculo de Críticos de Nueva York a la Mejor película. Reconocimientos que no llegan por casualidad, ya que, siendo claros, estamos de lejos ante su mejor trabajo hasta la fecha.

Pasteleros en el salvaje oeste: «First Cow» (Kelly Reichardt, 2020)

La película nos cuenta la historia de amistad de dos hombres en el primitivo y aún virgen Oregón de 1820. Una tierra llena de oportunidades en la que cada día llegaban decenas de aventureros con sueños de hacerse millonarios y encontrar algún negocio que les pudiera sacar de la ruina.
Un buen día llegará al pueblo la primera vaca de la región, comprada por un importante terrateniente y cacique local. Los protagonistas, interpretados por John Magaro y Orion Lee, descubrirán que pueden ordeñar a la vaca de forma ilegal y hacer de ello un lucrativo negocio como pasteleros.

"First Cow" contiene todos los elementos habituales del cine de Kelly Reichardt, caracterizados sobre todo por un ritmo muy lento y contemplativo y por una puesta en escena que tiende hacia lo trascendental. Es inevitable que muchos espectadores desconecten ante la lentitud de la propuesta, sobre todo por la decisión estética de estar todo grabado en cuatro tercios, pero aquellos que aguanten a sus primeros compases se encontraran con una película muy interesante que se coloca en la cima de la producción de esta directora.

Tráiler subtitulado de «First Cow», de Kelly Reichardt

 La trama, basada en un relato de Jonathan Raymond, se desarrolla a fuego lento y va construyendo los personajes con paciencia, sin nada de prisa. Fruto de ello nos encontramos con una cinta de 121 minutos con algunos pasajes de gran belleza visual y que proponen al espectador un viaje muy interesante por el Oregón de principios del siglo XIX. Lo cual no quiere decir que en ocasiones la directora no alargue los planos más de lo necesario, más por diferenciarse artísticamente que porque sea verdaderamente necesario.

En este sentido cabe destacar una puesta en escena muy cuidada y una recreación histórica muy lograda de los primeros pueblos fronterizos de EE. UU, aspecto en el que destaca una muy buena fotografía de Christopher Blauvelt, que por cierto ya ganó el Premio a la Mejor Fotografía en la Seminci de 2013 por "Night Moves".

First Cow inaugura hoy Black Canvas. Esta es la crítica de Erick Estrada.

"First cow" podría considerarse un western, pero su historia y puesta en escena busca dar un paso más allá oscilando contantemente entre la comedia y el drama. Aunque Kelly Reichardt construye una historia aparentemente sencilla, la cinta propone reflexiones muy interesantes sobre la amistad, la autorrealización y sobre los distintos caminos necesarios para sobrevivir. Al final nos encontramos en la película con dos buenas personas que tratan de salir adelante en un mundo lleno de violencia y rencores, donde ser honesto no siempre es fácil. Si a esto le unimos una gran banda sonora y una dirección muy precisa, es inevitable pensar que Reichardt nos está brindando su película más madura hasta la fecha.