Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Génesis: Juventud Salvaje

Tras "Los demonios" (The Demons, 2015), Philippe Lesage regresa con una nueva película autobiográfica.

Génesis : Cartel

Drama| 130 min. | Canadá | 2019

Título: Génesis.
Título original: Genèse.
Dirección: Philippe Lesage.
Guión: Philippe Lesage.
Intérpretes: Théodore Pellerin, Noée Abita, Brett Dier, Mylène MacKay.

Estreno: 19/07/2019 
Productora: Productions l'Unite Centrale.

Distribuidora: Surtsrey Films.

 

Sinopsis

El primer amor y todo lo que ello conlleva es uno de los momentos más importantes en la vida de un adolescente. Génesis cuenta las historias de tres jóvenes que se encuentran en esta situación. Guillaume ha descubierto que es gay y trata de revelarlo a su familia, que no parece estar lista para esa noticia. La hermana de este, Charlotte, recibe una propuesta inocente por parte de su novio, que podría cambiar la vida de ambos para siempre. Además, otro joven llamado Félix trata de hacer lo necesario para estar el mayor tiempo posible con la chica de la que está enamorado.

Crítica de Vicente I. Sánchez

“Génesis” fue la gran triunfadora en la última edición de la Seminci. Además de la Espiga de Oro se hizo con los galardones a Mejor Actor y Director. Rotundo triunfo que no evitó la polémica, con algunas protestas durante la rueda de prensa de lectura y con pateos y silbidos durante la gala de entrega de premios. Y es que la última cinta del realizador canadiense Philippe Lesage no deja indiferente.

Génesis : Foto Guillaume Laurin, Théodore Pellerin

Sin destripar demasiado la trama, el papel de Guillaume es mucho más interesante y rico en cuanto a profundidad y matices. Un regalo para cualquier actor.

“Génesis” es una película que cuenta el fin de la niñez y el comienzo del despertar sexual. Lo hace mediante una serie de episodios, la mayor parte inconexos, que van trazando un gran mosaico sobre la juventud. Según explico Lesage durante la entrega de premios, algunos de los episodios son personales y otros parten de su particular visión sobre la adolescencia. Lo cual no quiere decir que estemos ante una película autobiográfica, pero sí profundamente influida por las vivencias del director.

En un principio nos encontramos con Guillaume (Théodore Pellerin) y su hermanastra Charlotte (Noée Abita). Un par de jóvenes que se irán sumergiendo en los misterios de la adolescencia y que se verán obligados a tomar decisiones. Guillaume es un destacado alumno, típico listillo, que comenzará a sentir sentimientos “extraños” hacia su mejor amigo. Por otra parte Charlotte se verá sumergida en una serie de relaciones tóxicas cuando decide dejar a su novio de toda la vida.

Génesis : Foto Noée Abita

No se puede decir que estos protagonistas sean el reflejo del adolescente común, pero tampoco se alejan en gran medida de la verdad. Todo desprende un aroma a sinceridad, a gran retrato sobre la juventud. Algunos de los episodios son más interesantes que otros, pero en conjunto resultan fascinantes.

Sin destripar demasiado la trama, el papel de Guillaume es mucho más interesante y rico en cuanto a profundidad y matices. Un regalo para cualquier actor. Así lo entendió también el jurado de la Seminci, que premió a Théodore Pellerin con el galardón a mejor intérprete.  

Génesis : Foto Noée Abita, Théodore Pellerin

 En ocasiones muy armónica y estilística, pero también oscura y difusa, “Génesis” es una película extraña que no oculta su vocación artística. Fruto de ello es el polémico segundo tramo de la cinta que puede llegar a frustrar al espectador, ya que deja incompleto el relato que se nos estaba contando.

Se trata de una suerte de epílogo en el que se nos presenta a dos nuevos protagonistas que nada tienen que ver con lo visto anteriormente. Félix (Édouard Tremblay-Grenier) y Béatrice (Émilie Bierre) son dos adolescentes que se conocen durante un campamento de verano y que comenzarán una leve historia de amor.

Génesis : Foto

Una trama con un corte mucho más inocente que no acabamos de entender claramente cuál es su función y que termina dilatando la historia hasta los 129 minutos. Además Philippe Lesage no retoma la historia anterior, dejándola sin cerrar.

Más allá de esta polémica “Genesis” es una película tan fascinante como salvaje. Presenta una adolescencia sin tabús en la que todo es posible: Una etapa libre y salvaje en la que necesariamente se deben tomar decisiones, ya sean malas o buenas. Es por ello que no sorprende la ausencia de padres y de adultos en la historia. Los pocos que aparecen, unos cuantos profesores, aportan más bien poco y se muestran tan perdidos e inseguros como los adolescentes. Algunos son incluso profundamente negativos, con una serie de prejuicios y conductas que pueden lastrar el desarrollo.

Hay numerosos aspectos sobre la vida de la madre y el hijo que no se llegan a desarrollar y que ofrecían bastante interés. Están solo ligeramente apuntados y acaban dando la sensación de un guion poco trabajado. Falta locura, audacia y ganas de destacar. Por ello solo podemos hablar de una historia que por momentos es genial y en otros demasiado olvidable.

Génesis : Foto

Al igual que hiciera con “Los demonios”,  Philippe Lesage presenta una película profundamente estética, con unos cuidadísimos movimientos de cámara y composiciones. No oculta en ningún momento que trata de hacer algo diferente, apoyándose en una banda sonora que dota a la historia de gran fuerza.

Una autoría que acaba lastrando parcialmente el resultado, pues apuesta por escenas y planteamientos que en nada le benefician. Quizás demasiadas genialidades y apuestas para una sola película. Cabe preguntarse de qué sería capaz este director si en un futuro se contuviese.