sábado. 20.07.2024
CRÍTICA DE CINE

La Espía Roja: Ser una traidora o una heroína

El próximo viernes llega a los cines “La Espía Roja”, la historia de Joan Stanley inspirado en la mujer real Melita Norwood que vendió secretos de estado a los rusos para que fueran los primeros en la carrera armamentística de la bomba atómica, pero el dilema está en si es mejor ser una traidora a costa de su país o ser una heroína y evitar la destrucción masiva.

La espía roja (Red Joan) : CartelDrama| 103 min. |UK| 2019

Título: La Espía Roja.
Título original: Red Joan.

Director: Trevor Nunn.
Guión: Lindsay Shapero.

Intérpretes: Sophie Cookson, Judi Dench, Tom Hughes, Stephen Campbell Moore.

Estreno: 18 de abril 
Productora: Trademark Films.

Distribuidora: Vértice Cine.

 

Sinopsis

Joan Stanley (Judi Dench) es una encantadora anciana que jamás ha levantado ningún tipo de sospecha… hasta que una mañana agentes del MI5 llaman a su puerta para llevárseladetenida. Ha salido a la luz uno de los mayores casos de espionaje del KGB y Joan es una de las sospechosas. Durante el interrogatorio Joan vuelve a los años 30, cuando estudiaba Física en Cambridge y se enamoró de un joven comunista, Leo Galich (Tom Hughes), el mismo que tiempo después, durante la II Guerra Mundial, le puso ante una difícil encrucijada: elegir entre traicionar a su país o salvar al mundo de una catástrofe nuclear.

Crítica firmada por Santiago Ortiz Martín

LA ESPÍA ROJA (RED JOAN) brinda la oportunidad de trasladar a la pantalla un fascinante relato de espías acompañado de romance, peligros, drama y dilemas morales. Durante estos años el cine británico durante la guerra ha estado a la orden del día con películas como “Dunkerque” o “El Instante más Oscuro” y ahora tenemos esta cinta con una historia y un guion potente con una de las traidoras o heroínas de la historia del Reino Unido.

Por otro lado, la historia te llevará a la reconstrucción biográfica de los convulsos años de Joan en Cambridge y de su trabajo en la Asociación Británica de Investigación de Metales no Ferrosos. Además, una cuestión central de la película es que Joan se introduce en el espionaje no porque tenga una ideología comunista, sino porque quedó horrorizada con los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki y quiere asegurarse de que algo así no vuelva a repetirse. Sí todos los países disponen de los mismos secretos, piensa, el mundo será un lugar más seguro. Lo que también se muestra muy evidente es que la amenaza que ella suponía fue pasada por alto por tratarse de una mujer.

La espía roja (Red Joan) : Foto Sophie Cookson

Hay que reconocer que el trasfondo de la cinta es realmente bueno porque la idea de mezclar la actualidad con la juventud de la protagonista para unir las piezas del puzle esta muy bien hilada.

Hay que reconocer que el trasfondo de la cinta es realmente bueno porque la de mezclar la actualidad con la juventud de la protagonista para unir las piezas del puzle esta muy bien hilada para conocer la razón por la que Joan Stanley hizo lo que hizo, porque el personaje de Joan Stanley esta basado en Melita Norwood que era una funcionaria británica y una fuente de inteligencia de la KGB que, por un período de unos 40 años después de su reclutamiento en 1937, le proporcionó a la KGB secretos de estado de su trabajo en la Asociación Británica de Investigación de Metales No Ferrosos. La Transformación de Judi Dench en Joan Stanley es muy buena y con la que consigues empatizar con una pobre abuela de 87 años que causo uno de los momentos mas intensos de la carrera armamentística.

La espía roja (Red Joan) : Foto Judi Dench

El director de esta cinta es Trevor Nunn que ha conseguido crear una historia de espías mezclado con romance en tiempos de la segunda guerra mundial con una historia sobre como una estudiante de química de Cambridge se convierte en la más importante informante del KGB sobre la creación de la Bomba Atómica. Por otro lado, la película peca de ser demasiado romántica en ciertos momentos y no centrarse en la carrera armamentística que estaba a la orden del día por convertirse en la nación más poderosa del mundo por tener una de las armas más poderosas.

Nunn nos traslada a una Inglaterra que estaba intentando luchar en varios frentes durante la segunda Guerra Mundial, pero al mismo tiempo intentando crear una red de espías para cambiar el curso de la guerra con la creación de un arma que los hiciera vencer, pero en el fondo se convertiría en una lucha política por conseguir la información de la bomba atómica.

La espía roja (Red Joan) : Foto Sophie Cookson

Sobre la creación de la película, el productor David Parfitt comentó: “Creo que, aunque no trate específicamente sobre el Círculo de Espías de Cambridge, es una obra precisa en sus detalles históricos. Sí es cierto que hacemos un recorrido por extensas partes de la guerra, y sí que creo que el público saldrá comprendiendo mejor aquel periodo de la Historia. Pero lo que queremos que la gente entienda es que aquellos dilemas morales eran muy reales, y que hubo muchas mujeres involucradas en ese trabajo increíblemente importante”.

 
   

A nivel interpretativo tenemos que destacar a Judi Dench como Joan Stanley es una transformación muy buena de Melita Norwood y los momentos que aparece en pantalla empatizas con ella, aunque su interpretación peca de ser demasiado dramática y puede llegar a cansar al espectador. Por otro lado, tenemos a Sophie Cookson como la Joven Joan Stanley con la que la película tiene más protagonismo e inicia un camino que jamás imaginaria emprender, porque pasa de ser una estudiante de Cambridge de química y meterse en círculos comunistas y de espías, lo que la llevará a cometer actos de traición a su país. La transformación de Cookson es realmente increíble y poder conocer su historia para lo que no la conocías está muy bien llevada y realmente te pones en su piel y creo que todos hubiéramos hecho lo mismo que ella.

La espía roja (Red Joan) : Foto Tom Hughes

Aunque la película lleva de la mano a Judi y Sophie, hay dos piezas fundamentales en esta historia y son los hombres que aparecieron en la vida de Joan, un es Tom Hughes como Leo un idealista y comprometido comunista, debido a sus ideas políticas y a la firmeza con que las defiende, muestra una indiferencia muy intelectualizada hacia el individuo. El otro es Stephen Campbell Moore como Max, Max busca en Joan a una ayudante y para él es importante que tenga los conocimientos y habilidades que se necesitan incluso para tomar notas, que no se vaya perdiendo por el camino. Quiere a alguien que se implique, que se comprometa. Tienen algo que los involucra juntos y eso les reporta una espontaneidad natural, una afinidad, un objetivo compartido, aunque los dos inician un romance, sin que Max sepa que después ella empezará a divulgar el trabajo de su vida a agentes rusos.

La espía roja (Red Joan) : Foto Sophie Cookson, Tom Hughes

En definitiva, La Espia Roja es la historia basada en Joan Stanley / Melita Norwood donde cuenta los dimes y diretes en sus relaciones, de su doble juego para Inglaterra y Rusia, es decir, una historia profunda, interesante, con un guion magnifico y unas interpretaciones increíbles tanto de Judi Dench, aunque sobre todo la de Sophie Cookson.

Lo Mejor: Sophie Cookson y Judi Dench, el guión y el dilema moral de la protagonista

Lo Peor: demasiado romántica en ciertos momentos y que se centra poco en la política y en la guerra, a pesar de ser una película histórica

A continuación, os dejamos el trailer de la película que llega a los cines y os animamos a ir a verla en esta Semana Santa.

 

La Espía Roja: Ser una traidora o una heroína