Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Gomera

La Gomera

Título original
The Whistlers (La Gomera) aka
Año
Duración
97 min.
País
Rumanía Rumanía
Dirección
Guion
Corneliu Porumboiu
Fotografía
Tudor Mircea
Reparto
Productora
Co-production Rumanía-Francia-Alemania;
42 Km Film, Les Films du Worso, Komplizen Film
Género
Thriller. Drama | Crimen. Neo-noir. Comedia negra
Sinopsis
Cristi es policía y a la vez chivato de la mafia. Desde Rumanía viaja a la isla de La Gomera para aprender el silbo gomero. En Rumanía se encuentra bajo vigilancia policial, y utilizando la ancestral forma de comunicación canaria pretende comunicarse con la mafia para conseguir sacar de la cárcel a Zsolt, el único que sabe dónde están escondidos 30 millones de euros.
 
CRÍTICA DE SANTIAGO ORTIZ MARTÍN

El próximo 19 de Marzo llega a las pantallas “La Gomera” una película que está por Rumania en la carrera por meterse como nominada a mejor película extranjera en los Oscars. Un thriller de suspense, con toques de comedia y una trama de lo más elaborada para enganchar al espectador y dar a conocer el conocido silbo gomero, que para otros es de los más desconocido.

Cristi, es policía y a la vez chivato de la mafia. Desde Rumanía viaja a la isla de La Gomera para aprender el silbo gomero. En Rumanía se encuentra bajo vigilancia policial, y utilizando la ancestral forma de comunicación canaria pretende comunicarse con la mafia para conseguir sacar de la cárcel a Zsolt, el único que sabe dónde están escondidos 30 millones de euros.

Uno de los aspectos más interesantes de la película es haber conocido lo que se denomina el “Silbo Gomero” es un lenguaje silbado practicado por algunos habitantes de La Gomera (Canarias) para comunicarse a través de barrancos. El silbo transforma los sonidos vocalizados de cualquier lenguaje natural humano en silbidos tonales reconocibles a distancia.

La Gomera Corneliu Poromboiu

El silbo fue creado por los primeros habitantes de la isla, aborígenes canarios. En el siglo XVI, tras la conquista de las Islas Canarias, los últimos gomeros prehispánicos adaptaron el silbo al idioma castellano, mientras la lengua original, el idioma guanche, se iba extinguiendo. Debido al peligro de desaparición del silbo a principios del siglo XXI, básicamente a causa de las mejoras de las comunicaciones y especialmente de la desaparición de actividades como el pastoreo en las que más se empleaba, el Gobierno de Canarias reguló su aprendizaje en la escuela y declaró el silbo gomero como patrimonio etnográfico de Canarias en 1999. El 30 de septiembre de 2009, el silbo gomero fue inscrito por la Unesco en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, gracias en buena parte a la labor realizada por el gobierno canario.

Durante la película vemos el proceso del protagonista por conocer, practicar y usar este lenguaje para comunicarse con los criminales a los que va a ayudar y es un aspecto de lo más interesante ya que en películas del género no lo habíamos nunca y es una propuesta interesante para poder verlo a partir de ahora en alguna que otra producción de robos.

La premisa que nos ofrece la película es la versión rumana de Ocean’s Eleven, donde vemos por partes como nos van presentando a los personajes y conocer su historia antes de juntarlo todo para crear un filme intenso, desquiciante y abrumador. En el contexto de una investigación policial muy ambigua, cuento la historia de un policía desilusionado, Cristi, que se presenta en La Gomera para encontrarse con una mujer (una femme fatale) y aprender un idioma silbado. Pero las cosas se vuelven más complicadas y nada sale según el plan. El policía se embarca en un viaje de iniciación, una especie de aventura con muchos giros sorprendentes.

The Whistlers (La Gomera) new clip official from Cannes - 1/3 - YouTube

El director de la cinta es Corneliu Porumboiu que intenta con su segundo largometraje crear un filme intenso, frenético y loco donde el silbo gomero es la pieza fundamental que une tanto la historia como la relación de los diferentes protagonistas de la película. Hay que decir que, en su primer largometraje, 12:08 al este de Bucarest, los personajes hablan mucho, para reflexionar sobre las cosas, para tratar de definir esta revolución que finalmente derroca el poder que fue inquebrantable durante tanto tiempo. En esta película, mis personajes están atrapados en un mundo dominado por fuertes caracteres, donde todos quieren imponer su punto de vista sobre los demás: es un juego de poder permanente. En un mundo oscuro donde todo necesita ser negociado, es posible comprender mejor la capacidad de abstraerse del control de las relaciones humanas, para poder preservar un tipo de sinceridad. Este lenguaje secreto es crucial para Cristi, ya que se trata de usarlo para fines personales que no tienen nada que ver con las razones criminales por las que tuvo que aprenderlo.

En cuanto a la música que también es un papel fundamental en la película, el director destaca “La música tiene una fuerte e importante presencia en esta película con tomas rápidas o cambios de escena. También me gusta crear giros interesantes usando pistas musicales inesperadas. Por ejemplo, tocando música clásica en escenas violentas o secuencias de acción. Esta es otra forma en la que juego con las convenciones del género cinematográfico mientras las subvierto”.

A nivel interpretativo tengo que reconocer que lo que ha realizado Porumboiu de presentar a cada personaje y mostrar sus inquietudes, es una propuesta interesante para darle al espectador la oportunidad de ir empatizando con cada uno de ellos y meter de lleno al espectador en la trama. Cada personaje está atrapado en su papel profesional, y tienen una forma funcional de actuar, sin mucho tiempo para prever, dado que cada poco tiempo tienen que tomar medidas y decisiones.

La Gomera': la película rumana que reivindica el silbo gomero | El cine en  la SER | Actualidad | Cadena SER

Hay que destacar a dos personajes por encima de los demas, uno es Cristi (Vlad Ivanov) es un personaje complejo, inicialmente piensa que está controlando las cosas, pero se equivoca porque está atrapado en una tormenta, tiene un triángulo vertiginoso. Ya no es el dueño de su destino. Al final, entendemos que los personajes más fuertes son las mujeres que lo rodean: Gilda, Magda y su madre. Las mujeres están moviendo los hilos. Aquí, entendemos que las mujeres lo mueven. Por otro lado, tenemos a la Femme Fatale clásica de las películas con Gilda (Catrinel Marlon), ella siempre sabe cómo comportarse de una manera diferente. Gilda finalmente escapa de este juego de roles constante, gradualmente se revela a sí misma y se convierte en una mujer más real o realista.

En definitiva, La Gomera es una propuesta interesante del director rumano Corneliu Porumboiu que consigue crear una película interesante del género de ladrones y donde la comunicación a través del Silbo Gomero como telón de fondo y donde la inquietante interpretación de los personajes consigue enganchar al espectador a la trama.

Lo Mejor: conocer el silbo gomero, la pareja formada entre Christi y Gilda, La Banda Sonora

Lo Peor: Que puede llegar a ser un poco monótona en ciertos momentos, los giros constantes que tiene la trama.

Nota: 7