Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Verdad

Este drama lo dirige el japonés ganador de la Palma de Oro en Cannes Hirokazu Kore-eda.

La verdad : CartelDrama | 107 min. | Francia-Japón |  2019

Título: La Verdad.
Título original: La Vérité.

Dirección: Hirokazu Koreeda.
Guión: Hirokazu Koreeda, Léa Le Dimna.
Intérpretes: Catherine Deneuve, Juliette Binoche, Ethan Hawke, Ludivine Sagnier.

Estreno: 25/12/2019
Productora: 3B Productions / Bun-Buku / MI Movies / France 3 Cinéma / Garidi Films.

Distribuidora: Golem.

 

Sinopsis

Fabienne Dangeville (Catherine Deneuve) es una aclamada actriz del cine francés, amada y alabada por todos los hombres que llegaron a formar parte de su vida. Cuando publica sus memorias, su hija Lumir (Juliette Binoche) regresa de Nueva York, donde vive con su familia, para la presentación. El reencuentro entre madre e hija no tardará en convertirse en un enfrentamiento: se revelarán verdades, se ajustarán cuentas, se hablará de amor y de resentimiento.

Crítica de Daniel Bernal:

Fabienne es una leyenda, una gran estrella del cine francés, acaba de publicar sus memorias y está trabajando en una película de ciencia ficción. Vive en París en una gran casa rodeada de hombres que la adoran. Su hija Lumir, guionista en Estados Unidos, llega a la casa familiar con su marido y su hija pequeña para asistir a la presentación del libro de su madre en el que descubre un cúmulo de falsedades. Su relación nunca ha sido buena, Fabienne no ha sido una buena madre, Lumir no ha sido una buena hija. 

La verdad : Foto Ethan Hawke, Juliette Binoche

“ ¿Qué ha podido llevar a este cineasta profundamente arraigado en su entorno a contar el encuentro de esta madre y esta hija? ".

Este es el paisaje emocional en el que Kore-eda sitúa a sus dos actrices, Catherine Deneuve y Juliette Binoche, en su primera película rodada fuera de Japón. ¿Qué ha podido llevar a este cineasta profundamente arraigado en su entorno a contar el encuentro de esta madre y esta hija? No lo sé, pero el resultado, siendo muy francés, lleva su estilo en cada uno de los planos. Kore-eda consigue que en esta historia de memoria y paso del tiempo, de cine, arte, creación, rivalidad, pequeñas venganzas y familia, se cuele su mirada tranquila y siempre atenta a los pequeños detalles. Hay dos niveles de narración en la película: el de la relación de Fabienne con su hija Lumir ocupa el plano del presente del film. Pero hay otro nivel muy importante: el de la película que está rodando Fabienne, un film de ciencia ficción donde una madre siempre joven, obligada a vivir fuera de la tierra por una extraña enfermedad, visita a su hija cada siete años, viéndola crecer y envejecer, mientras ella permanece igual visita a visita.

La verdad : Foto Ludivine Sagnier

Madre e hija en los dos planos. Y un fantasma que recorre todo el relato proyectando su muerte sobre la vida, una sombra que sin duda en la mente de Catherine Deneuve tiene un nombre: Françoise Dorléac, su hermana muerta en un accidente en 1967, cuando tenía 25 años. Françoise que siempre será joven, como la madre que vuelve cada siete años, mientras ella, Catherine, ha envejecido delante de las cámaras. Kore-eda ha sabido captar esa verdad oculta tras la frialdad hierática de Catherine Deneuve en un fil sutil, inteligente, hermoso, lleno de recovecos y matices. Catherine Deneuve tuvo que ser hospitalizada hace poco menos de un mes. Seguramente no rodará nada más.

La verdad : Foto

Deneuve nunca le podrá agradecer bastante a Kore-eda la posibilidad de reconciliarse con el fantasma de su hermana como lo ha hecho en este film que, aunque aun tiene varias películas por estrenar, es sin duda su testamento cinematográfico. La verdad de esta Verdad es que está llena de verdad.