Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Lolo, el hijo de mi novia: Humor de diván

En una de las escenas iniciales de Lolo, el hijo de mi novia (2015) hay un bebé que llora porque le quitaron la teta que lo alimentaba. Es un flasback, casi el único viaje hacia atrás en el tiempo que hay en toda la película. Es en este momento crucial del destete, algo así como el principio de los principios, donde se anticipa y explicita toda lo que está por venir.

lolo cartel

Comedia | 99 min. | Francia 2016

Título: Lolo, el hijo de mi novia.
Título original: Lolo.
Director: Julie Delpy.
Guión: Julie Delpy, Eugénie Grandval.
Actores: Julie Delpy, Dany Boon, Vincent Lacoste, Karin Viard.
Estreno en España: 15/07/2016 
Productora: The Film / France 2 Cinéma / Mars Films

Distribuidora: Golem.

 

Sinopsis

Durante sus vacaciones en el sur de Francia, Violette, una sofisticada parisina, conoce a Jean-René, un freak informático, y contra todo pronóstico se enamoran. Pero los problemas empiezan cuando Jean-René se traslada a París y conoce a Lolo, el muy posesivo hijo de 19 años de Violette, que está decidido a librarse de él cueste lo que cueste.

Crítica

En una de las escenas iniciales de Lolo, el hijo de mi novia (2015) hay un bebé que llora porque le quitaron la teta que lo alimentaba. Es un flasback, casi el único viaje hacia atrás en el tiempo que hay en toda la película. Es en este momento crucial del destete, algo así como el principio de los principios, donde se anticipa y explicita toda lo que está por venir.

Lolo, el hijo de mi novia : Foto Dany Boon, Julie Delpy, Vincent Lacoste

El cuentito puede resumirse en pocas líneas: Violette (Julie Delpy) es una productora de moda, conocida por los diseñadores más top y con cierto renombre en París, que está soltera. En una escapada a Biarritz con su amiga Ariane (Karin Viard) -una amistad al estilo Sex and the city, pero más divertida y tal vez el punto más fuerte de la película- se engancha con Jean-René (Dany Boon), un ingeniero en sistemas, un geek que aunque se ponga ojotas con medias de toalla consigue llamar la atención de la rubia fashionista.

Lo que al principio parece ser un aventura de unos días de descanso en la costa francesa, se afianza en un noviazgo.

Lo que al principio parece ser un aventura de unos días de descanso en la costa francesa, se afianza en un noviazgo. El problema, claro, aparece cuando Lolo (Vincent Lacoste), el niño mimado de mamá Violette, se instala en la casa y mete fichas en contra de su rival, con el que compite por el amor de su mamá.

Lolo, el hijo de mi novia : Foto Christophe Vandevelde, Dany Boon

Lolo es un parisino engreído y malcriado de 20 años y un complejo edípico no resuelto. Un artista plástico snob sin talento, hijo único de Violette y protagonista que desata el conflicto y le da nombre a la película. Antes de la aparición de este personaje, Lolo, el hijo de mi novia es una típica comedia romántica y liviana, un poco al estilo de las que dirige y escribe Judd Apatow. Sin embargo, el muchacho en cuestión trastoca la dirección del relato, que se convierte en una suerte de sumatoria de situaciones, todas destinadas a mostrar las maldades ingeniosas que el psicótico hijo está dispuesto a hacer para separar a la pareja. 

Lolo, el hijo de mi novia : Foto Dany Boon, Julie Delpy

Lástima que en esta decisión de Delpy en su película, de tomar partido por este personaje y concentrar allí toda la atención, se olvida de mostrar el vínculo entre Violette y Jean-René, que bien podría reforzar la empatía que el espectador podría haber tenido con ellos.

Esta es la sexta película de Delpy, esta vez co-escrita junto a otra parisina, Eugéne Grandval.

Lolo, el hijo de mi novia : Foto Vincent Lacoste

Aunque su faceta más conocida es la de actriz -su primera participación en el cine fue de la mano de Jean-Luc Godard, pero además formó parte del elenco de Blanc, de la trilogía Blue, Blanc y Rouge, del polaco Krzysztof Kieslowski, y es aun más conocida por su papel de Celine, en las películas de Richard Linklater-, Julie Delpy dirige desde hace algún tiempo. Su primer largo fue Dos días en París (2007), que tiene su segunda parte en Dos días en Nueva York (2012): otras dos comedias sobre parejas. Además produce y escribe sus propios guiones y hasta grabó un disco con sus propias canciones a las que les puso voz.

http://cinefreaks.net/