CRÍTICA DE CINE

Madame Hyde: Difícil melodrama semifantástico

Película inspirada libremente en el clásico de Robert Louis Stevenson que escribe y dirige el también actor Serge Bozon (Tip Top, La France). Isabelle Huppert (Elle, La comunidad de los corazones rotos) protagoniza este filme cuyo reparto completan Romain Duris (Los seductores, Todo el dinero del mundo), José García (Asalto en París, Ahora mes ves...) y Guillaume Verdier (Un engaño de lujo, Un profeta), entre otros.

Madame Hyde : Cartel

Drama | 95 min. |Francia-Bélgica| 2017

Título: Madame Hyde.
Título original: Madame Hyde.
Director: Serge Bozon.
Guión: Serge Bozon.

Intérpretes: Isabelle Huppert, Romain Duris, Guillaume Verdier, José García.

Estreno en España: 21/09/2018 
Productora: Les Films Pelléas / Ciné+ / Frakas Productions / Cinémage 11 / StudioCanal - Canal+ /

Distribuidora: Capricci Cine.

 

Sinopsis

Madame Géquil (Isabelle Huppert) es profesora en un instituto de los suburbios de París. Sus alumnos y también sus compañeros de trabajo la desprecian. Una lluviosa noche, en su laboratorio, un rayo la alcanza y se desmaya. Cuando se despierta se siente diferente, se ha transformado. Ahora tendrá que luchar porque su segunda personalidad, Madame Hyde, que aparece por las noches, está impregnada de una nueva energía tan misteriosa como peligrosa.

Crítica

Revisión muy personal, efectuada por el realizador Serge Bozon (“Tip Top”), del celebérrimo relato gótico “El extraño caso del doctor Jekyll y Mister Hyde”, de Robert Louis Stevenson. O, lo que es lo mismo, narración en torno a una personalidad doble protagonizada por la francesa Isabelle Huppert (Elle, La pianista), una de esas actrices a las que venera la crítica de su país.

Madame Hyde : Foto Romain Duris

Melodrama con tintes fantásticos sobre las dificultades de la educación en las ciudades dormitorio.

Melodrama con tintes fantásticos sobre las dificultades de la educación en las ciudades dormitorio, que cuenta también con los actores José García (“A fondo”, “Ahora me ves”) y Romain Duris (“Nueva vida en Nueva York”), que en esta película no es ni el guapo, ni el malo, ni el estafador simpático que seduce a la chica. Es tan solo un excéntrico director de instituto.

Madame Hyde : Foto Isabelle Huppert

Una tímida profesora de física (Isabelle Huppert) de un instituto de la periferia es despreciada por sus alumnos, y por los demás profesores. Durante una noche de tormenta, mientras lleva a cabo un experimento en su laboratorio, es atravesada por un rayo y cae desmayada. Cuando despierta se siente radicalmente cambiada, por las noches se transforma en una persona luminiscente, una superwoman con poderes electrizantes, y en clase cambia de comportamiento y de método.

Desconcertante, con puntos jocosos, pero floja en su presentación. La película es Isabelle Huppert. Ella es el principio y el fin, el alma que durante hora y media conduce a los espectadores a una especie de catarsis cómica, que intenta mantener el tipo con sus hilarantes acciones. Su debilidad inicial crece con su transformación, poco entendible e interpretable al fin. El guion adolece en intensidad pero gana en sorpresa. No convence formalmente la apuesta por la diseminación de factores, pero apasiona su distópica acción. Las revelaciones dramáticas, buscan entendimiento pero no lo alcanzan, una mezcla de catarsis filosófica, con intencionalidad educadora pero que no amasa el resultado para que se eleve y se una. Grandes proyectos de personajes nacen en la cinta, con posibilidades pero sin representación final... se diluyen y se solapan.

Madame Hyde : Foto Isabelle Huppert

La distribuidora, no haciendo otra cosa que su trabajo, nos ha seleccionado un repertorio de elogios, tanto para la película, como para el realizador y la intérprete, que al parecer se entienden perfectamente y han repetido. Pero sucede que, como casi siempre,  no ha habido unanimidad y junto a quienes consideran esta película “excelsa, magnífica, fantástica…”, e incluso “un tesoro”, y quien piensa que es la definitiva “sobre inmigración y educación” (aunque eso ya se dijo de “La clase” y algunos otros sucedáneos), también ha habido quien, antes que yo, la ha definido como “ininteligible”.

Madame Hyde : Foto Isabelle Huppert

No digo que no sea laudatoria la intención del director –que fue profesor en un instituto de la periferia parisina- de explicar a tanto desinteresado de las cuestiones realmente políticas de la vida cotidiana, como es el caso de la educación, la realidad francesa (y de otras latitudes) contemporánea, la importancia que tiene la transmisión de conocimientos y el empeño de algunos educadores en que sus alumnos puedan beneficiarse de esa igualdad de oportunidades, tan cacareada y tan poco real. Me quejo de que lo haya hecho de una manera tan alambicada que solo va a satisfacer a los fans del cineasta y dejar estupefactos al resto de espectadores, de que sea una película muy difícil de ver “con una Isabelle Huppert sonámbula, sus efectos especiales “realistas” y un  discurso demasiado clásico sobre la importancia de los estudios” .