Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La memoria del agua: Un viaje de emociones

El quinto largometraje del chileno Matías Bize se desarrolla, como sus predecesores, a través de personajes atrapados en dolores amorosos de los que no pueden escapar y temáticas intimistas que separan su vida en un antes y un después.

memoria cartel

Drama | 88 min. | España-Chile 2015

Título: La memoria del agua.
Título original: La memoria del agua.
Director: Matías Bizé.
Guión: Matías Bize, Julio Rojas.
Actores: Elena Anaya, Benjamín Vicuña, Néstor Cantillana, Sergio Hernández.
Estreno en España: 05/08/2016 
Productora: Ceneca Producciones.

Distribuidora: Syldavia Cinema.

 

Sinopsis

Una joven pareja, tras la muerte de su hijo, lucha por mantener su relación. Este inmenso dolor los ha fracturado como pareja y a pesar de lo mucho que se quieren, no pueden sobreponerse a la inmensa pérdida. Asistimos a la sutil construcción de sus nuevas vidas, y observamos sus movimientos por olvidar lo que fueron como pareja. Pero la posibilidad de un nuevo reencuentro aparece y ellos saben que esa decisión podrá cambiar el sentido de sus vidas para siempre. 

Crítica

La memoria del agua -2015- presenta una pareja que sufrió la pérdida de su hijo y encaran la situación de maneras completamente opuestas, intensificando el dolor, cada uno en el otro, tras situaciones que los llevan a recordar a Pedro. Saltando de un momento de dolor a otro, la elipsis temporal que elige el director muestra una secuencia interminable de momentos tristes, aspirando a la empatía y la lágrima fácil del espectador.

La memoria del agua : Foto Elena Anaya

Las actuaciones de Vicuña y Anaya transmiten de forma completa el dolor de los personajes y se adaptan de forma realista a los diálogos. La gran cantidad de silencios en el texto y escenas sonorizadas únicamente con música cual videoclip, le dan un ritmo lento, quizá de más, que suman al tono afligido y fúnebre de la cinta.

Las actuaciones de Vicuña y Anaya transmiten de forma completa el dolor de los personajes

Desde el punto de vista técnico, es incomprensible el capricho del director con la cámara en mano y el incesante temblor de la imagen que en algunas escenas se torna molesto. La iluminación cambia entre cálida y fría más de una vez perdiéndose la continuidad de ciertas escenas, y por último, hay secuencias que no aportan a la trama, pero están directamente relacionadas con los auspiciantes de la película y se tornan en una muestra clara del interés económico por encima del objetivo artístico.

La memoria del agua : Foto

La memoria del agua no es una excepción si no un ejemplo clarificador de este tipo de cine intimista, evocador y emotivo. Premiada con el Colón de plata a la mejor dirección del Festival de Cine Iberoamericano, el galardón, se queda corto para una cinta que bien pudiera haberse alzado con el trofeo a la mejor película. Hay pulso en la dirección, hay una fotografía urbana preciosista, hay un guión de diálogos entrañables, con escasa acción pero mucho simbolismo y hay dos actores que se dejan la piel en sus papeles y que realizan un trabajo encomiable.

La memoria del agua : Foto Benjamín Vicuña, Elena Anaya

El mayor logro de la película esta en transmitir las reacciones lógicas de la pérdida de un hijo, que el protagonista vivió en carne propia y lo que probablemente haya aportado mucho al corte final. En una de las primeras tomas se muestra una pared en la que se va leyendo de abajo hacia arriba distintas marcas y edades que desaparecen luego de los cuatro años, y cuando la pared queda en blanco, aparece el título de la película. A partir de allí, el espectador entra en sintonía con los personajes para compartir este viaje a través de las emociones.

Así que junto a la ya mencionada En la cama y La vida de los peces, esta nueva introducción en el cine intimista de Matías Bize se salda con relativo éxito, dejando una historia con piel, narrada con lirismo y emoción, interpretada con una sensibilidad desbordante y dirigida en todos los planos con la maestría que este joven realizador chileno ya ha demostrado con anterioridad.

http://cinefreaks.net/