Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Los miembros de la familia: Sostenes

Los miembros de la familia

Título original
Los miembros de la familia
Año
Duración
86 min.
País
Argentina Argentina
Dirección
Guion
Mateo Bendesky
Música
Santiago Palenque
Fotografía
Roman Kasseroller
Reparto
Productora
Varsovia Films, Volpe Films
Género
Drama. Comedia | Familia
Sinopsis
Lucas, un adolescente obsesionado con el cuerpo y su hermana mayor, inclinada hacia lo místico, Gilda, se quedan atrapados inesperadamente cuando viajan a una ciudad costera casi desierta para tratar de cumplir los últimos deseos de su madre muerta.
Distribuidora: Barton Films
 
CRÍTICA

Una prótesis viene a ocupar un vacío. También puede pensarse como un complemento o sostén de un cuerpo incompleto. Y una familia es como un cuerpo desde lo orgánico hasta lo jerárquico. Los miembros de un cuerpo son los brazos y los brazos de una familia los hijos. Por eso el segundo opus de Mateo Bendesky juega desde el título con el término miembro y desplaza el significado para concentrarse en una familia fantasma. Esa entidad la representa una madre recién fallecida de la que sólo queda la prótesis de su mano, elemento concreto y simbólico que carga tanto con una maldición a los hijos como con un mandato que conecta a dos hermanos en una vieja casa de verano en la costa.

Los miembros de la familia - Cine en La Opinión de Málaga

El distanciamiento entre ellos es algo del pasado y la interesante manera de descubrir el misterio del porqué se distanciaron Lucas y Gild es uno de los condimentos de una rica experiencia donde se mezcla el humor sutil y negro con el desencanto propio de un duelo. En medio de ese proceso por ponerle una instancia el azar obliga a que los hermanos se tengan que quedar en la casa y en la costa más tiempo del esperado a raíz de un dato de absoluta actualidad y vigencia: paro de transporte de larga distancia por tiempo indeterminado.

 

Los miembros de la familia: Sostenes 3

Entre la espera y las charlas banales surgen nuevas maneras de reconocerse y para el caso de Lucas, el menor, el descubrimiento de nuevas experiencias, nuevas amistades y las posibilidades de una libertad sexual impensada.

Lo interesante de la película no es la trama en sí, la idea de los vínculos que se recomponen y de la familia disgregada y ya rota juegan sus mejores cartas en la partida. Con el tiempo justo para desarrollar la psicología y los conflictos de los personajes en un marco más que apropiado donde el mar, la playa, la casa y las soledades compartidas acompañan un proceso de pérdida que no sólo obedece a la muerte de un ser querido sino a otras pérdidas como la infancia, la primera adolescencia y la de una familia como las de antes de la que parece solamente haber quedado una prótesis. CineFreaks