Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Nación Cautiva: Invasión de aburrimiento

Nación cautiva

Próximos estrenos España 9 de octubre

Nación cautiva

Título original

Captive State
Año
Duración
109 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección

Guion

Erica Beeney, Rupert Wyatt

Música

Rob Simonsen

Fotografía

Alex Disenhof

Reparto

Productora

Focus Features, Amblin Partners, Participant Media

Género
Ciencia ficciónThriller | Extraterrestres
Sinopsis
En un barrio de Chicago, casi una década después de una ocupación por una fuerza extraterrestre, 'Nación cautiva' explora las vidas de ambos lados del conflicto: los colaboracionistas y los disidentes. Hace 10 años, los aliens arrebataron el planeta a los humanos. Hoy un grupo de rebeldes intentará comenzar a recuperarlo.
Distribuidora: eOne Films Spain
 
CRÍTICA DE VICENTE I. SÁNCHEZ

 Nación Cautiva” comienza con la invasión de nuestro planeta por una extraña especie alienígena. Tras una larga batalla, de la cual solo sabremos por algún comentario, la Tierra ha decidido rendirse para evitar la aniquilación total. Comienza entonces un periodo de colaboración en el que humanos y extraterrestres buscan vivir en una especie de falsa paz y armonía. La auténtica realidad es que los invasores son los encargados de legislar y tomar las decisiones importantes, entre ellas robar los recursos naturales del planeta. La mayoría de la población lo acepta, pero pequeños grupos de resistencia se niegan a colaborar. La paz corre peligro.

Este es el argumento de la última película de Ruper Wyatt, muy conocido en los últimos años por su famosa “El origen del planeta de los simios” o por su participación en la serie de televisión, “El exorcista”. “Nación cautiva” propone las consecuencias que tendría la invasión de una raza más avanzada en nuestro planeta y cuál sería la reacción humana. ¿Nos rendiríamos? ¿Colaboraríamos para salvar nuestras vidas?

Nación cautiva : Foto

La realidad es que muy pocas de estas preguntas se responden con éxito. “Nación cautiva” es uno de los mayores ejercicios de desaprovechamiento de ideas de los últimos años. No hay respuestas para un espectador que ve como un montón de cosas suceden en pantalla sin que tengan demasiado sentido. Para empezar son muy pocas las cosas que sabremos sobre la raza alienígena y sobre las consecuencias reales que tuvo la invasión. Tampoco hay secuencias de acción, de batallas o de explicaciones a lo que estamos viendo. Lo que sí hay son muchas ideas geniales que apenas son mencionadas o desarrolladas, como si Ruper Wyatt no estuviera muy seguro del material que tiene entre sus manos.

Lo que está claro es que el espectador que busque encontrar algo parecido a “La guerra de los mundos”, “La llegada” o “Independe Day” quedará profundamente desencantado. Por momentos parece que estamos ante thriller de espionaje y en otros ante un drama social, pero ninguna de estas líneas es potenciada y continuada. Ruper Wyatt dirige una cinta con pretensiones ambiciosas que en ningún momento llega a despegar y en la que la auténtica invasión es el aburrimiento.

Nación cautiva : Foto James Ransone

Tampoco ayuda un reparto excesivamente coral en el que nadie destaca o está profundizado. Y esto incluye incluso a un actor tan bueno como John Goodman, que aparece perdido y confundido durante la mayor parte de la historia. El problema de Nación Cautiva es que no sabe qué dirección debe tomar. Desconozco si es por un tema de presupuesto o de fallos de guion, pero en mi opinión es uno de los mayores fracasos de la temporada. Parece más el primer episodio de una serie que una película.

Nación cautiva : Foto Ben Daniels, James Ransone, Jonathan Majors

Nación Cautiva” gira principalmente sobre un pequeño grupo de la resistencia que busca cometer algún atentado sobre los invasores. Como bien explican ellos, su misión solo consiste en encender un fósforo para que se prenda una futura llama que lleve a una gran explosión. Y sí, efectivamente esta simpleza y falta de interés de meterse en asuntos mayores está muy presente en la película. Es solo una pequeña llama que busca encender las bases de futuras películas. Huele a franquicia.