Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Nuestras Madres: La sombra de la batalla

Nuestras madres : CartelDrama | 78 min. | Bélgica-Guatemala-Francia |  2019

Título: Nuestras Madres.
Título original: Nuestras Madres.

Dirección: César Díaz.
Guión: Zabou Breitman, Patricia Mortagne, Sébastien Tavel (Libro: Yasmina Khadra).
Intérpretes: Armando Espitia, Emma Dib, Aurelia Caal, Julio Serrano Echeverría.

Estreno: 21/02/2020
Productora: arte Need Productions / Perspective Films.

Distribuidora: Alfa Pictures.

 

Sinopsis

Guatemala, año 2018. El país entero está pendiente del juicio a los soldados responsables de la Guerra Civil en los años 80, conflicto que daría lugar a una dictadura y al genocidio donde serían asesinadas cientos de miles de personas. Ernesto (Armando Espitia) es un joven antropólogo que trabaja para la Fundación Forense. Se dedica a identificar a aquellos que desaparecieron durante el conflicto bélico. Un día, mientras escucha el relato de una anciana, cree que ha encontrado una pista que podría guiarlo hacia su padre, un guerrillero que también desapareció en aquel periodo. Contra los deseos de su madre, se entregará en cuerpo y alma al caso para descubrir la verdad.

Crítica: 

El cine latinoamericano volvió a demostrar su espectacular músculo llevándose la Cámara de Oro en el pasado Festival de Cannes con Nuestras madres, en la que la memoria histórica se funde con la familiar. Como en su obra anterior, el documental Territorio liberado (2015), César Díaz se centra en las repercusiones de la guerra civil guatemalteca en el espectro humano mediante la búsqueda del padre, en este caso de los huesos y su pasado, por parte de su hijo. 

Nuestras madres : Foto

“ Nuestras madres equilibra correctamente la sutileza de un silencio y la necesidad de la revelación".

En Territorio liberado, Díaz recurría al documental en primera persona para saber sobre su padre, héroe revolucionario desvanecido en el contexto bélico, mientras que aquí se adentra en los márgenes de una ficción que, sin embargo, no abandona la línea sobria y directa del documental. La trama de Nuestras madres se ubica en 2013, en plenas celebraciones de juicios a los oficiales militares que capitanearon la guerra, donde un joven antropólogo escucha el testimonio de una anciana que le da información sobre el lugar en el que se puede encontrar su desaparecido padre.

Nuestras madres : Foto

Esa reunión del hijo con su progenitor, vivo o muerto, es el objetivo máximo de alguien que busca la restauración familiar y, a la par, llega a una reconstrucción de una memoria colectiva marcada por el horror y la brutalidad de una guerra. Díaz gestiona con contención el material, navegando por una narrativa de perfil bajo costumbrista que, cuando toca, llega a sus momentos de catarsis y confesiones que patean el estómago por la crudeza de su relato. Estos tempos evitan que la película caiga en la pornografía emocional y su discurso sea franco y creíble.

Nuestras madres : Foto

Tal vez orbite en una temática anteriormente explicada en propuestas mejores y su puesta en escena no desprenda una entidad de la que no hayan bebido muchos cineastas independientes del canon latinoamericano, pero Nuestras madres equilibra correctamente la sutileza de un silencio y la necesidad de la revelación. Un ejercicio accesible y nada condescendiente con el que, en el afán de restablecer un vínculo paternal perdido, se consigue realzar la figura sufridora de la madre. Una película sobre la urgencia de sanar el pasado para recomponerse de cara al futuro, tanto a nivel personal como nacional.