Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

La Puerta De Al Lado: La puerta indiscreta

1614678989016_0620x0435_27x0x1001x702_1614679039177
1614678989016_0620x0435_27x0x1001x702_1614679039177

La puerta de al lado

Cartelera España 19 de noviembre

La puerta de al lado

Título original

Next Door aka 
Año
Duración
92 min.
País
Alemania Alemania
Dirección

Guion

Daniel Kehlmann

Música

Moritz Friedrich, Jakob Grunert

Fotografía

Jens Harant

Reparto

Productora

Amusement Park Films, Erfttal Film, Warner Bros. Film Productions Germany

Género
DramaComedia | Comedia negra
Sinopsis
Daniel es un conocido actor que una mañana deja atrás su elegante ático en Berlín, su preciosa esposa y a la niñera que cuida de sus dos hijos pequeños para volar a Londres para el casting de una película de superhéroes. De camino al aeropuerto se acerca al bar de siempre para repasar el texto y tomar un café tranquilamente sin darse cuenta de que su vecino Bruno, al que nunca antes había visto, viene siguiéndole de cerca. En el bar, Bruno comienza a conversar con Daniel en lo que queda claro que no es un encuentro casual. El vecino de la puerta de al lado tiene información íntima sobre la vida de Daniel y su familia que hace que el encuentro se convierta en una incómoda experiencia.
 
CRÍTICA

Daniel Brühl se estrena como director con una obra que pasaría por una sátira de su vida, estableciendo un simpático juego metareferencial en clave de drama de cámara con un toque de suspense. El alemán interpreta a un actor, también llamado Daniel, que se dispone a viajar a Londres para participar en una audición de una futura película de superhéroes (guiño a Marvel y a Sam Raimi). Antes de partir, como ejercicio rutinario para calmar los nervios, se para a tomar algo en su taberna berlinesa habitual. Allí conoce a Bruno, su vecino con el que entabla una conversación, primero de su faceta artística que luego va tomando un cariz más privado.

Next Door (2021) | MUBI

Fundamentada en el diálogo, situada mayormente en ese bar decadente, Brühl confía en el guionista Daniel Kehlman para firmar un film de aires hitchcockianos sobre vecino curioso que conoce de forma alarmante la esfera íntima del protagonista y detona la inestabilidad de su existencia. Desde este efectivo juego, Brühl aprovecha para reflexionar sobre la fama –con algún recurso tópico-, la vida en común o los efectos de la reunificación alemana, como son la aún presente diferencia de caracteres entre este-oeste o la gentrificación de los barrios. Todo ello con un apunte cómico negro que le sienta bien al conjunto para restar afectación y evitar bordear el ridículo, pero al cual le falta más mordacidad y pisar más fuerte.

Foto de Daniel Brühl - La puerta de al lado : Foto Daniel Brühl, Peter  Kurth - SensaCine.com

La tensión se mantiene medianamente, pero las ideas se quedan a medio gas por haber introducido algún tema de más y no ir al fondo del todo con ellos. Un tanto teatral en varios momentos –y especialmente en la funcional realización-, La puerta de al lado supone un debut tan correcto como discreto, al cual algo más de imaginación y agudeza en lo dialectal se antoja necesario. Son sus protagonistas los que imprimen garra al texto, en particular Peter Kurth, con el quien Brühl había coincidido en Un amigo mío (Sebastian Schipper, 2006) y Yo y Kaminski (Wolfgang Becker, 2015), sin olvidar a la escudera Rike Eckermann llenando ricamente el fondo del escenario.

Consciente de sus límites y sin ambicionar en esta ocasión, esperamos poder abrir otras puertas, seguro que más perfiladas, que nos proponga el barcelonés.