Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

¿Quién está matando a los moñecos?: Cuando el reciclaje no alcanza

Brian Henson (Los Teleñecos en la isla del tesoro) dirige esta película de marionetas para adultos, que cuenta con una última versión del guion co-escrita por Jon y Erich Hoeber (Red). De la producción se encargan STX Entertainment (El regalo) y Jim Henson Company (Los teleñecos). Mientras, en el reparto encontramos a Melissa McCarthy (Cazafantasmas), Elizabeth Banks (Dando la nota 3), Maya Rudolph (Big Mouth), Joel McHale (Un gesto estúpido e inútil), Cynthy Wu (The Long Dumb Road) y Leslie David Baker (Fallen Stars), entre otros.

¿Quién está matando a los moñecos? : Cartel

Comedia | 91 min. |USA-UK| 2018

Título: ¿Quién está matando a los moñecos?.
Título original: The Happytime Murders.
Director: Brian Henson.
Guión: Todd Berger, Dee Robertson.

Intérpretes: AMelissa McCarthy, Elizabeth Banks, Maya Rudolph, Joel McHale.

Estreno en España: 24/08/2018 
Productora: Jim Henson Company / Henson Alternative / On The Day Productions / STX Entertainment / Black Bear Pictures.

Distribuidora: Diamond Films.

 

Sinopsis

En un mundo en el que los humanos conviven con las marionetas, estas son vistas como ciudadanos de segunda clase. Por eso Phil Phillips, un títere ex-policía, ha caído en desgracia y se dedica a darle a la bebida. Pero tras un terrible crimen tendrá que debe volver a tomarse en serio el mundo de la investigación. 

Ahora que los miembros de The Happytime Gang, un grupo famoso por su programa infantil en la década de los 80, están siendo masacrados uno a uno, Phil se verá obligado a formar equipo una vez más con la detective Connie Edwards (Melissa McCarthy), pero los resentimientos y viejas culpas saldrán a la superficie mientras intentan resolver este complicado caso. 

Crítica

Han pasado ya 30 años desde que Robert Zemeckis pateó el tablero de la cordura para entregar un proyecto como ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, una película tan ambiciosa como divertida, que al día de hoy se mantiene en la memoria de muchos y dejó la puerta abierta para continuar con filmes similares en su desempeño.

Brian Henson, quien en otras oportunidades incurrió en el universo de los Muppets, llevó a cabo la dirección de esta cinta que, si bien cumple su cometido, a veces peca de pretenciosa.

¿Quién está matando a los moñecos? : Foto

Melissa McCarthy interpreta un personaje ya conocido y visto hasta el hartazgo, por supuesto, es el que mejor sabe hacer. 

La historia se desarrolla en una ciudad donde los muñecos (puppets) conviven con los humanos. La discriminación está a la orden del día, dando por sentado que los mismos han nacido para ser ciudadanos de tercera clase.

Uno de ellos es ex policía devenido en investigador privado, que se verá envuelto en una serie de asesinatos cometidos hacia los protagonistas de un viejo programa televisivo. Junto a su compañera (Melissa McCarthy) tendrán que descubrir el origen de esos crímenes, así como también limar alguna que otra aspereza.

¿Quién está matando a los moñecos? : Foto Elizabeth Banks

Si bien la idea de incluir muñecos de felpa en una película no es novedosa y de alguna manera remite (incluso desde su póster) al entrañable Plaza Sésamo, estamos ante una historia por momentos adulta y a la vez infantil. El humor negro y escatológico se da de patadas con la inocencia de algunas escenas que aportan su cuota emotiva a la cinta, pero no se sustentan en nada teniendo una historia tan simplona.

Melissa McCarthy interpreta un personaje ya conocido y visto hasta el hartazgo, por supuesto, es el que mejor sabe hacer. La voz de Bill Barretta, quien se pone detrás del puppet protagonista, lleva adelante una narración divertida y ligera, saliendo airoso lo mejor que puede.

¿Quién está matando a los moñecos? : Foto Joel McHale

El inconveniente con ¿Quién mató a los puppets? no se centra solamente en sus fallas de guion o en algunos chistes sin sentido, sino que, como ya dijimos antes, pecar de pretencioso es uno de los errores garrafales para una película que no se asume como seria ni pretende serlo. El mensaje moralista de ciertas escenas y diálogos hacen que el filme sea un ensamble de géneros, pasando de la comedia absurda al drama más predecible y banal.

¿Quién está matando a los moñecos? : Foto Maya RudolphCon delicadeza, y Si Si bien es cierto que no se le puede exigir mucho a una película de este estilo, al menos se le podría solicitar que deje de lado los moralismos y enfoque sus cañones en una buena cuota de humor. Por lo demás, es sólo una cuestión de tomarla con la ligereza que merece.