CRÍTICA DE CINE

Saura(s): Papá cumple ochenta y cinco años

En el marco de la serie documental Cineastas contados, inaugurada hace tres años con Basilio Martín Patino. La décima carta, de Virginia García del Pino, el director navarro Félix Viscarret (Bajo las estrellas, Vientos de La Habana) ha rodado una biografía muy particular de Carlos Saura.

sauras cartel

Documental | 130 min. | USA 2017

Título: Saura(s).
Título original: Saura(s).
Director: Félix Viscarret.
Guión:
Intervienen: Carlos Saura, Eulalia Ramon, Félix Viscarret, Ana Saura.

Estreno en España: 27/10/2017 
Productora: Pantalla Partida Producciones / Imval Producciones

Distribuidora: Cada Films

Sinopsis

Félix Viscarret quiere realizar un retrato fílmico del gran maestro Carlos Saura, y nos muestra al Saura más íntimo a través de conversaciones del aragonés con sus 7 hijos. Todos aceptan. Pero a Saura no le gusta mucho hablar del pasado. Viscarret insiste. A Saura le gusta pintar. Y la fotografía. Viscarret no se rinde. Lo intenta.

Crítica

En el marco de la serie documental Cineastas contados, inaugurada hace tres años con Basilio Martín Patino. La décima carta, de Virginia García del Pino, el director navarro Félix Viscarret (Bajo las estrellas, Vientos de La Habana) ha rodado una biografía muy particular de Carlos Saura, autor de auténticas obras maestras incombustibles e inolvidables como «Los golfos», «Cría cuervos», «La prima Angélica», «Elisa, vida mía» o «La caza», por citar solo un puñado de las más de cuarenta producciones que ha llevado a cabo  en más medio siglo de cine español, y que lo han llevado a ser un auténtico referente vivo de nuestro cine. 

sauras 2

El cineasta no tiene tiempo para aburrirse, pues personas y Festivales de Cine  de todo el mundo se lo disputan para distinguirle con múltiples reconocimientos. 

A los nada aparentados  85 años de edad, Carlos Saura sigue siendo un artista infatigable, casi siempre aferrado a su mesa de trabajo: dibuja sobre fotografías, escribe, toma fotos con su cámara -un elemento siempre presente que cuelga perpetuamente de su cuello, monta, desmonta y limpia objetivos- y empieza a darle vueltas a nuevos proyectos en forma de películas musicales (que debería filmar) en México, Cuba e India). A pesar de que como ha confesado en alguna entrevista le han tirado para atrás muchas de sus ideas por culpa de la crisis, desde luego el cineasta no tiene tiempo para aburrirse, pues personas y Festivales de Cine  de todo el mundo se lo disputan para distinguirle con múltiples reconocimientos pidiéndole a su vez que brinde charlas sobre su increíble carrera cinematográfica. 

sauras 3

La película nos cuenta al cineasta, a través de las voces de sus sietes hijos, producto de cuatro relaciones distintas y pertenecientes a generaciones muy distintas. Salvo la última, Ana, nacida de su convivencia con la actriz Eullalia Ramón, quien ha permanecido junto al padre a quien ayuda en la gestión de su agenda, los otros hijos –todos hombres, todos de una u otra forma trabajando en proyectos artísticos- recuerdan a un padre “a quien no gustan los hijos cuando son pequeños, le gusta cuando crecen”, con el que, a pesar de la distancia, unos más que otros, guardan una cierta forma de cercanía, y en el que sobre todo reconocen los rasgos de genialidad y creatividad que le han llevado a ser uno de los grandes del cine español. 

sauras 4

El resultado final es tan atractivo como insuficiente. No por ganas de quien intenta por todos los medios sacarle revelaciones importantes a quien no parece tener muchas ganas de colaborar en el trabajo, sino porque existe una especie de tira y afloja entre ambos que destila de todo menos simpatía. Saura emplea frases del tipo: “Esto es una tortura”, o se hace el olvidadizo, o simplemente contesta a alguna de las cuestiones planteadas con un categórico silencio. Aun así, a la hora de llevar a la práctica el encuentro con casi todos sus hijos (solo falta a la cita Shane, fruto de su relación con Geraldine Chaplin), resultan impagables algunas de sus revelaciones, y sobre todo gracias al documental te entran muchas ganas de revisionar algunos de sus clásicos, lugar idóneo para conocer de primera mano el genial e insobornable universo de su autor.

sauras 5

 “Yo –reflexiona en un momento del documental- soy un padre con una relación maravillosa con mis hijos, porque nunca he sido de estos padres pesados que están encima de los hijos. Siempre les he dejado que cada uno buscara su vida de la manera más libre. Quizás, a veces, hay hijos que necesitan padres más rigurosos, pero yo no lo he sido. Mis padres eran iguales. Yo siempre hice lo que me daba la gana y se lo agradezco muchísimo. Me gusta mucho la idea de que ser padre es estar en los momentos en los que un hijo te necesita”. Del Carlos Saura padre sí que vamos a conocer bastantes detalles. Hallamos por ejemplo una impagable conversación con su actual pareja, la actriz Eulalia Ramon, en la que esta se atreve a afirmar que el director pasa y ha pasado bastante de sus hijos, a lo que Saura replica que la opinión de sus hijos al respecto difiere bastante de la de ella, creando unos instantes de tensión “doméstica” cortada en seco por la irrupción de Viscarret en el escenario.

sauras 6

No vamos a ser nosotros quienes pongamos en duda la validez de un documento en el que se intenta diseccionar la figura de un auténtico genio. Saura no nos la va aponer fácil, aunque viendo su método de trabajo y sus distintas reacciones ante el material propuesto sí que podremos llegar a sacar nuestras propias conclusiones.