Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE

Benedetta: ¿Santa o lesbiana manipuladora?

0618075.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx
0618075.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Benedetta

Próximos estrenos España 1 de octubre  

Benedetta

Título original

Benedetta
Año
Duración
131 min.
País
Francia Francia
Dirección

Guion

David Birke, Paul Verhoeven. Novela: Judith C. Brown

Música

Anne Dudley

Fotografía

Jeanne Lapoirie

Reparto

Productora
Coproducción Francia-Países Bajos (Holanda); 

SBS Productions

Género
ThrillerDrama | ReligiónEróticoHomosexualidadSiglo XVII
Sinopsis
Italia, siglo XVII. Benedetta Carlini llega al convento de Pescia, en la Toscana, y asegura ser capaz de hacer milagros desde que era joven.... Adaptación de la novela "Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance Italy (Studies in the History of Sexuality)" de Judith C. Brown, que gira en torno a la sexualidad en un convento y la homosexualidad de una de sus monjas, que desde joven comenzó a tener visiones sin conocer el motivo.
 
CRÍTICA

Treinta años después de «Basic instinct» y cinco años después de «Elle», el erotismo siempre perverso, anti puritano y manipulador del cineasta holandés Paul Verhoeven ha provocado de nuevo sorpresa y escándalo con «Benedetta», producción francesa presentada en competición en el festival de Cannes y estrenada Francia este verano.

No se trata esta vez de un thriller, sino de un drama erótico religioso, con un tono histórico y novelesco inspirado en la obra de la historiadora norteamericana Judith C. Brown «Sor Benedetta entre santa y lesbiana», que relata la vida de una abadesa lesbiana en el siglo diecisiete, a la que la Iglesia atribuyó varios milagros.

En colaboración con el estadounidense David Birke, quien trabajó ya con él en el guion de «Elle», Paul Verhoeven construye un relato original cargado de una buena dosis de ironía.

Tráiler de Benedetta, película de Paul Verhoeven - Cine Histórico Erótico

Con su habitual sentido de la provocación, pero sin caer en la caricatura anticlerical aborda Verhoeven la vida de esa monja, interpretada con brío por la actriz francesa Virginie Effira, quien llegará a ser abadesa del convento, destronando a la titular, a cargo de la actriz británica Charlotte Rampling, una veterana muy escéptica en cuanto a los milagrosos poderes de la novicia.

El punto culminante en la transgresión erótico religiosa de Verhoeven será la provocadora relación sexual entre esa monja hacedora de dudosos milagros y una joven harapienta recogida por el convento (la actriz belga-griega Daphne Patakia), quien además de practicar el sexo oral, lleva la transgresión hasta fabricar un consolador (gode) a partir de la estatuilla de una virgen muy venerada por la propia Benedetta.

Sin ser un admirador del cine de Verhoeven, que es siempre de excelente factura y con buenos interpretes, tengo que reconocer que «Benedetta» me ha interesado mucho más que sus películas anteriores, pues hay en ella una doble calidad.

Benedetta | Tráiler y póster de lo nuevo de Paul Verhoeven

Por una parte, la cuidada reconstitución de la época y de la condición de las mujeres en esa Toscana medieval azotada por la peste y por la intolerancia de la inquisición. Y por otra su mirada crítica y mordaz sobre la credibilidad de los milagros atribuidos a sor Benedetta.

La cuestión que se impone al espectador desde las primeras imágenes es la de hacerse su propia idea sobre esa realidad: Benedetta, santa y mística que ve en la relación lesbiana su acercamiento a Jesús, o bien perversa manipuladora y arribista en el seno de esa turbia institución religiosa.

El retrato de esa monja lesbiana y de sus contradicciones místico eróticas, en todo caso conduce en el crescendo dramático a una sana denuncia de la hipocresía de la religión y de la intolerancia del inquisidor interpretado por el actor francés Lambert Wilson.

Sección visual de Benedetta - FilmAffinity

En estos tiempos que corren de intolerancia religiosa y política en el planeta, bienvenida pues la transgresión de Paul Verhoeven con esta producción franco-holandesa, de la que volveremos a oír hablar sin duda en la ceremonia de los premios Cesar del cine francés.