Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE FILMIN

¡Corten!: La película de Marc Ferrer que homenajea y parodia al giallo italiano

still_0_3_1360x765
still_0_3_1360x765

¡Corten!

Filmin (últ. incorporaciones) 21 de enero

¡Corten!

Título original

¡Corten!
Año
Duración
78 min.
País
España España
Dirección

Guion

Marc Ferrer

Música

Adrià Arbona

Fotografía

Nilo Zimmermann

Reparto

Productora

Filmin, Películas inmundas, Las montañas del Canada

Género
ComediaTerror | CrimenCine dentro del cine
Sinopsis
Marcos, un director de cine sin mucho éxito, está inmerso en el rodaje de su nueva película, un giallo queer, cuando una serie de terribles asesinatos comienzan a sucederse en Barcelona, y todos parecen tener relación con el director.
 
CRÍTICA

Un director de cine de películas de terror de la serie Z intenta rodar una película de género giallo cuando una de sus protagonistas es asesinada.

Este filme no busca la lógica, ni entrar en la historia del cine, no obstante es un encadenado de circunstancias absurdas e ilógicas que mantienen al espectador en continua tensión en busca del asesino en serie que está asesinando a todos los que tienen que ver con la película que se está rodando.

Corten! - Filmin

Aunque el guión es aceptable y previsible, apoyado por actores amateur,  Marc Ferrer lleva el ejercicio cinematográfico metacine hasta el punto de la perfección.  Es decir, algunos actores interpretan su propia vida sin necesidad de interpretar otro papel asignado, al más puro estilo de Godard.

El género giallo está presente en todo el film y no solo de manera cinematográfica sino también literaria. Homenaje y parodia del giallo italiano y sobre todo al director Dario Argento, recordemos que hasta la forma de rodaje, el bajo presupuesto, un guión muy escueto, y lo previsible de lo que va a suceder es, claramente, un espejo de las películas de Argento.

CORTEN! Una película de Marc Ferrer — Verkami

Lo más sorprendente son las escenas de asesinato en el baño intentando rememorar y haciendo un guiño a la escena de Psicosis de Hitchcock.

En definitiva, garante de lo absurdo, que mantiene una parodia constante a través de métodos amateurs (actores, encuadres,  etc) que intenta llevar a la perfección el giallo de los años 70 con bajo presupuesto.