Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE NETFLIX

La Ira De Dios: Ojo por ojo, diente por diente

560048-la-20ira-20de-20dioss1
560048-la-20ira-20de-20dioss1

La ira de Dios

Netflix (estrenos destacados) 15/06/2022  

La ira de Dios

Título original

La ira de Dios
Año
Duración
98 min.
País
Argentina Argentina
Dirección

Guion

Sebastián Schindel, Pablo Del Teso. Novela: Guillermo Martínez

Música

Iván Wyszogrod

Fotografía

Fernando Lockett

Reparto

Productora

Buffalo Films. Distribuidora: Netflix

Género
Thriller
Sinopsis
Luciana está inmersa en un círculo de misteriosas muertes de sus familiares, que se torna cada vez más pequeño alrededor suyo. Un enigmático escritor, su antiguo jefe, sobrevuela la escena con un velo de horror y aires de culpabilidad. La lucha obsesiva para salvar la vida de su única familiar viva, su hermana menor Valentina. Una encrucijada entre la razón y la muerte. Una carrera contra el tiempo para sacar a la luz su verdad, y un último pacto de sangre para terminar con la venganza.
 
CRÍTICA DE SOLEDAD COLINA

Ojo por ojo, diente por diente, es un refrán popular que alude a la venganza justiciera, la que habla de un tipo de castigo según el agravio. También es la expresión más conocida para referirse a la ley del Talión, de origen bíblico, en la cual la norma básica que se impone debe ser equitativa y recíproca al daño cometido.

Está reconocidísima frase es la principal premisa en que se apoya la trama de La ira de Dios, un thriller de producción nacional de suspenso sobre el extraño vínculo entre Luciana (Macarena Achaga), una joven que trabaja como asistente para un exitoso escritor llamado Kloster (Diego Peretti) y las misteriosas muertes que rodearán a ambos. La intervención de otro escritor, Esteban Rey (Juan Minujin), un hombre apático que tiene una relación de amor- odio con Kloster, será primordial para intentar comprender que hay detrás de esta compleja historia y el camino de muerte y locura que la atraviesa.

La película comienza con la presentación de la nueva novela de Kloster en una espectacular y concurrida librería porteña (un majestuoso teatro donde en el pasado funcionaba el ex cine Grand Splendid), que explota de fanáticos que esperan ansiosos al ególatra escritor. Entre esa multitud se encuentra Esteban Rey, que busca apremiante la mirada de Kloster mientras da su discurso sobre su nueva obra literaria, para luego poder comunicarle que alguien lo espera en el tercer y último piso del imponente lugar: es Luciana, que necesita hablar con él y hacerle algunos reclamos. A partir de allí, la acción vuelve al pasado de estos tres personajes, Luciana, Kloster y Rey, sobre sus tragedias, castigos y pérdidas personales.

En La ira de Dios, en Netflix ¿Diego Peretti es culpable, o no?

El director de La ira de Dios es Sebastián Schindel, el mismo detrás de la magnífica El patrón, radiografía de un crimen (2013), también responsable de El Hijo (2019) y de la más reciente Crímenes de familia (2020). A su vez la historia está basada en la novela “La muerte lenta de Luciana B”, un famoso best seller escrito por Guillermo Martínez, un importante autor y matemático argentino, especialista en relatos criminales, en el año 2007.

Se aprecia un gran trabajo desde el aspecto visual de la película, algunas escenas rozan entre lo místico y lo brutal, pero lamentablemente desde el punto de vista narrativo la obra no llega a buen puerto. Las acciones transcurren demasiado rápido, como apresuradamente, una atrás de la otra sin respiro, ni hablemos de contundencia, y no se llega a comprender muy bien sus razones ni motivos. Se la siente una realización sería, solemne, pero luego algunas de sus resoluciones terminan mostrando una fuerte debilidad argumental.

Críticas: Crítica de “La ira de Dios”, de Sebastián Schindel, con Diego  Peretti y Juan Minujín (Netflix) - Otros Cines

Las actuaciones son correctas, especialmente la de su protagonista Macarena Achaga, en un papel que precisa de una fuerte sensibilidad, lo mismo Juan Minujín, un enorme actor si la tensión así lo requiere, pero a quien se lo siente diferente, hasta distante, es a Diego Peretti, a mi parecer uno de los mejores intérpretes argentinos, que aquí muestra un registro actoral plano, lineal y hasta obvio. Su mirada siniestra y hasta de acosador sobre la figura de Luciana, su secretaria, tiene bastante de inverosímil.

Me atrevo a afirmar que muchos de los abonados a la plataforma de streaming Netflix se sentirán tentados a mirar un producto como La ira de Dios, un atractivo thriller psicológico filmado en nuestro país. Solo les comentaré que en su visionado hay que tener mucha paciencia, memoria visual y voluntad de jugar un poco al detective para tratar de desentrañar muchos de los secretos que encierra este relato sobre la venganza, la religión y la muerte. CINEFREAKS