Cine Nueva Tribuna

CRÍTICA DE CINE DE FILMIN

La Verónica: Seguidores y biberones

La Verónica

Filmin (últ. incorporaciones) 10 de septiembre

La Verónica

Título original
La Verónica
Año
Duración
100 min.
País
Chile Chile
Dirección

Guion

Leonardo Medel

Fotografía

Pedro García

Reparto

Productora

Merced

Género
Drama | Internet / InformáticaRedes sociales
Sinopsis
Verónica, una modelo muy popular en las redes sociales, casada con una estrella internacional del fútbol, cae en desgracia cuando descubre que es la principal sospechosa en la investigación sobre el asesinato de su primera hija, ocurrido diez años atrás. Frente a la presión de la investigación, su matrimonio está al borde de la ruptura y comienza a sentir celos de Amanda, su hija recién nacida.
 
CRÍTICA

Actualmente, los seres humanos vivimos en una realidad ficticia. Utilizamos lo tangible que nos rodea para lucirlo en las redes sociales, engañamos a nuestros followers y a nosotros mismos con falsas sonrisas, dependiendo de cuantos ‘me gusta’ tenemos estamos en un nivel de la cadena de eslabones o en otro y lo que más importa es que todos sepan que somos geniales, que somos felices, que somos especiales. Igualmente le pasa a la protagonista, Verónica (Mariana Di Girolamo), en este filme de Leo Medel.

‘La Verónica’ presenta una propuesta técnica y visual nunca vista antes en la historia del cine. Durante toda la cinta, cada una de las escenas que nos encontramos son primeros planos de la protagonista, siempre en el centro del encuadre. La vemos conversando y llorando, la vemos en una entrevista de tv y en una discoteca, pero siempre la vemos única y especialmente a ella, de cara a nosotros, el espectador. Esta decisión artística tan arriesgada no solo funciona bien al aportar frescura, sino que es usado como un elemento más de la trama: La modelo e influencer Verónica quiere ser el centro de atención en todo momento y cree estar siempre frente a un público, armando espectáculo, y eso hace en realidad, está siempre en el centro de la mirada del espectador, frente a él.

Crítica de La Verónica, de Leonardo Medel. Revista Mutaciones.

En cuanto al trabajo de los guionistas y la actriz, Mariana Di Girolamo, mimaron cada detalle del personaje de Verónica, una famosa que quiere que el mundo gire en torno a ella, con muchas complejidades, a la que odiamos pero sobre la que nos vemos reflejados a la vez. Los primeros planos constantes supondrían un reto para la actriz, quien ha logrado superar las expectativas y regalarnos una masterclass de interpretación.

Aunque, por momentos, la duración del largometraje se pueda hacer un poco pesada y monótona, lo salvan momentos sorpresa, repartidos por toda la película, que impiden que el espectador se aburra. Además, debido a que la cámara se centra en mostrarnos el rostro de Verónica, muchas veces no se nos muestra objetos, lugares o personas que están en escena, fuera del plano. Son descritos por Verónica o escuchamos sus voces, pero nunca aparecen en cámara. Y es que a Verónica solo le importa ella misma y nosotros, como su público, solo nos debe interesar verla a ella.

NARCISISMO, FAMA Y OPULENCIA A TRAVÉS DEL ESPEJO

‘La Verónica’ plantea situaciones relacionadas con las redes sociales y la falsa realidad que se publica en internet muy familiares para cualquiera que viva en el siglo XXI. Sin duda, esta crítica social te hará reír en numerosas ocasiones para, seguidamente, hacerte desear gritarle cuatro cosas a la prota y borrar tu cuenta de Instagram para siempre.