viernes. 02.12.2022
CRÍTICA DE CINE

Labordeta, un hombre sin más: Un gran poeta y cantautor

_labordeta_e0f2302a
_labordeta_e0f2302a

Labordeta, un hombre sin más

Cartelera España 23 de septiembre

Labordeta, un hombre sin más

Título original

Labordeta, un hombre sin más
Año
Duración
94 min.
País
España España
Dirección

Guion

Paula Labordeta, Gaizka Urresti, Ángela Labordeta, Miguel Mena

Música

José Antonio Labordeta

Fotografía

José Carlos Ruiz Cantarero

Reparto

Documental, intervenciones de: 

Productora

Urresti Producciones, AIE Un hombre sin más, Aragón TV

Género
Documental | BiográficoPolítica
Sinopsis
Septiembre de 2010. Más de 50.000 personas despiden en el palacio de la Aljafería a Labordeta. Profesor de instituto, poeta, escritor, ensayista, comunicador, político, cantautor, es un hombre que desborda a la persona para convertirse en una leyenda que encarna la voz de los desfavorecidos, de las minorías, de la España vaciada. Doce años después de su pérdida, conocemos también a José Antonio, el “abuelo”, padre y esposo a través de su mujer, sus hijas y sus nietas. Sus recuerdos y un diario personal nunca antes leído nos desvela su lado más íntimo y personal, el de un hombre sin más.
 
CRÍTICA

Toda la familia de José Antonio Labordeta, ese gineceo que componen la viuda, tres hijas y dos nietas, participa en el documental «Labordeta, un hombre sin más»,  y no solo como protagonistas que fueron de su trayectoria de vital.

La película está codirigida por su hija Paula y el realizador Gaizka Urresti, y el guión es una colaboración de su hija Ángela y el escritor Miguel Mena, también periodista y reconocido locutor de Radio Zaragoza.   

La película repasa la vida de quien fue profesor, escritor,  poeta, periodista, presentador de televisión, músico y cantautor, protagonista de la serie «Un país en la mochila» y diputado por la Chunta Aragonesista (CHA), desde su infancia de «niño de la guerra», hijo de una pareja de maestros que dirigían un internado en la Zaragoza gris de las cartillas de racionamiento y la adhesión inquebrantable, hasta sus celebradas intervenciones en el Congreso de los Diputados, donde lo mismo ilustraba a sus colegas con la lectura de alguna poesía que mandaba literalmente a la mierda a sus señorías  de la derecha montaraz, que no tragaban la presencia en el hemiciclo de un personaje tan libre como fue Labordeta. 

Crítica de 'Labordeta, un hombre sin más' (2022): Cantando a la vida | El  Correo

Todo, sus años de colegio y aprendizaje en la calle, los veraneos en un Canfranc donde funcionaba aquel  tren que al final del túnel se encontraba con la Francia republicana y liberal, la primera guitarra, los años de universidad y tertulias literarias en los cafés, el tiempo de Teruel a la espera de una plaza profesoral en Zaragoza, las primeras canciones en las fiestas populares, «Andalán» y los amigos para toda la vida, las plazas de toros y los teatros abarrotados de manos que se rompían aplaudiendo lo que fue la canción rebelde y de protesta, «la voz de la España vaciada», la televisión, el cine, la política…todo y siempre con Miguel, el modelo, el hermano poeta fallecido prematuramente en 1969, en la memoria.

En septiembre de 2010 más de 50.000 personas despidieron en el plació de la Aljaferia de Zaragoza al féretro de José Antonio Labordeta. Con él desaparecía una de las voces más personales y sinceras, autor de una decena de libros de poesía, novela, ensayo y autobiografía, y de una veintena de discos, entre grabaciones y directos. 

Ahora, el documental «Labordeta, un hombre sin más» –una línea del estribillo de una de sus canciones más populares- ha desvelado la existencia de un diario íntimo que su viuda encontró entre las montañas de papeles entregados a la Fundación José Antonio Labordeta, inaugurada en 2014; un cuaderno atiborrado de notas, apuntes, pensamiento, sugerencias, frustraciones y estrofas de poemas. Unas páginas con tachaduras que recorren varias décadas, en las que también anota recuerdos y habla de soledad.

'Labordeta, un hombre sin más': tráiler del documental íntimo sobre José  Antonio Labordeta

Con todo este material, algunas imágenes inéditas y los interrogantes y recuerdos de cada una de las mujeres de la familia, el documental va trazando el retrato fiel del hombre «que ha pasado la prueba del tiempo», del autor de himnos comprometidos como «Aragón» o el «Canto a la libertad», y de canciones intimistas de poeta rebelde como «Ya ves», «Qué vamos a hacer» o «Qué queda de ti, qué queda de mi». 

En palabras de los autores, el documental «Labordeta, un hombre sin más[1]»  es «un viaje por su vida, sus pasiones, sus miedos, sus sueños y todas sus banderas rotas, que repasa el legado que nos dejó y que, con el paso del tiempo no hace sino crecer porque representa valores y luchas que hoy están igual de vivas y de necesitadas de que una voz, su voz, nos las recuerden…».

Labordeta, un hombre sin más: Un gran poeta y cantautor
Comentarios